La Asociación Española Contra el Cáncer de Lugo inaugura nueva sede

la voz LUGO

LUGO

Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo
Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo

Acondicionó un local en el Carril dos Loureiros que le cedió el Gobierno

01 jun 2021 . Actualizado a las 16:42 h.

La Asociación Española Contra el Cáncer de Lugo inauguró este mediodía nueva sede, en concreto en un local cedido por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. El local, situado en el Carril dos Loureiros, número 17, de Lugo tiene una superficie de 477,56 metros cuadrados, distribuidos en plantas baja y primera. En el tuvo su sede la Dirección Provincial del Instituto Social de la Marina hasta que se trasladó a sus oficinas, en noviembre del 2012, a un edificio de la Rúa Músico Xosé Castiñeiras.

La Seguridad Social cedió el uso de estas dependencias a la AECC a finales del 2018 mediante un acuerdo de colaboración en el que se establece que la Tesorería General de la Seguridad Social facilita el uso del local a junta provincial de Lugo de la Asociación Española contra el Cáncer que, a súa vez, se hace responsable del acondicionamiento, instalación, conservación, mantenimiento y demás gastos e impuestos que le correspondan.

En el acto de inauguración estuvo la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez; el director provincial de la Seguridad Social, Juan José Rodríguez Gude; el presidente de la Diputación, José Tomé; el diputado de Promoción Económica e Social, Pablo Rivera; la presidenta de la asociación, Mariluz Abella; la concelleira de Desenvolvemento Local e Emprego de Lugo, Ana González Abelleira, la concelleira de Benestar, Inclusión e Maiores de Lugo, Olga López Racamonde, la vicerrectora del Campus Terra, Monserrat Valcárcel; la jefa territorial de Sanidade en Lugo de la Xunta de Galicia, Begoña Seco; el director del INE en Lugo, José Manuel Colmenero, y diferentes directivos e integrantes de la asociación.

Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo
Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo

La Diputación de Lugo financió el equipamiento y diferentes accesorios imprescindibles para la puesta en funcionamiento de estas instalaciones, con un importe de 12.000 euros, a los que hay que sumar los 6.000€ anuales que destina el organismo provincial para apoyar el funcionamiento de la AECC, que cuenta en Lugo con 5 trabajadores: 1 psicóloga, 1 trabajadora social, 1 logopeda externo, 1 coordinador de voluntariado y 1 responsable de márketing y comunicación.

Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo
Las autoridades en la nueva sede de la Asociación Española contra el Cáncer en Lugo

Este centro realiza actividades de prevención, atención psicológica, social y logopédica, tareas de acompañamiento, conferencias, charlas y talleres.La AECC en Lugo también presta especial atención a aquellas personas que precisan apoyo financiero o préstamos para equipos ortopédicos.

María Luz Abella

Mariluz Abella, presidenta en Lugo de la AECC: «El nuevo espacio es acogedor y se adapta a los usuarios»

Laura López

La sede lucense de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) estrena nuevo local en el bajo del número 17 de la calle Carril dos Loureiros. Debido a la pandemia, no han organizado un acto oficial de inauguración, pero invitan a los lucenses a conocer este nuevo espacio de ayuda a los enfermos de cáncer y sus familias, concertando cita en lugo@aecc.es o en el 982 250 809. María Luz Abella García es la presidenta de la Junta Provincial de Lugo de la AECC.

-¿Por qué cambiaron de local?

-Cuando entré en la asociación, estábamos en un tercer piso de la calle Clérigos. Era un espacio muy digno, dedicado a ayudar y apoyar a enfermos de cáncer y sus familias, que es lo principal, pero nos faltaba espacio. Por ejemplo, disponemos de un préstamo gratuito de pelucas, sin necesidad de ser socios, pero los usuarios debían usar el baño para probarlas. La verdad es que se nos quedaba pequeño.

Seguir leyendo