Quejas contra las nuevas líneas de bus de Lugo, antes incluso de que comiencen

Lorena García Calvo
lorena garcía calvo LUGO / LA VOZ

LUGO

ALBERTO LÓPEZ

El PP ha pedido que se convoque con urgencia la Mesa do transporte para corregir algunos trazados, y el BNG se abre a la reunión, pero no comparte los cambios

27 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El próximo martes, 1 de junio, comenzará una nueva época en la movilidad de la ciudad de Lugo. Las nuevas líneas de autobús entrarán en funcionamiento tras años aguardando una revisión de trazados y frecuencias. Pero ajustar todos los cambios y tener contentos a todos los usuarios es difícil, y las primeras quejas ya han llegado al Concello, antes incluso de que se estrene el nuevo modelo. Unas por voz de los vecinos y otras por medio de la oposición.

El Partido Popular, ejerciendo de hilo conductor, ha solicitado al gobierno local que convoque con urgencia la Mesa de transporte para estudiar la corrección de algunas líneas, y la respuesta del teniente de alcalde, Rubén Arroxo, no se ha hecho espera. El Concello se abre a organizar una reunión y estudiar las propuestas, a la vista de que la oposición ya fue partícipe del diseño de los nuevos trazados. Eso sí, a simple vista, los nacionalistas no parecen compartir los problemas que detecta el PP.

Las líneas que tienen inquietos a los vecinos, según los populares, afectan a las parroquias de San Andrés de Castro, San Xoán de Pena, Santa Comba, Recimil, San Mamede dos Anxos y Nadela. Para empezar, el PP propone que alguna de las líneas que da servicio a esa zona de Conturiz acerque a los vecinos al centro médico de Fingoi o al entorno de la Fonte do Rey. Desde Mobilidade no ven el problema, puesto que aseguran que la línea 3, que se incorpora, pasa por delante del centro de salud de Fontiñas y tiene varias paradas en la Avenida de Madrid. Además, los usuarios que necesitasen aproximarse más al PAC de Fingoi, podrían recurrir al transbordo. Recuerdan además, que esta línea es completamente nueva y que se suma a la 11, que queda exactamente igual, tanto en frecuencias como en recorrido.

Otra de las demandas de las que se hacen eco los populares pasa por buscar una fórmula para que los estudiantes de BAC que acuden a los institutos de la avenida Ramón Ferreiro, «e que agora quedaron sen servizo», tengan opciones. Desde el gobierno local recuerdan que todos los estudiantes que viven a más de 2 kilómetros de su centro escolar tienen por ley derecho al transporte escolar, y que, en todo caso, si tuviesen que ir en el bus urbano siempre podrían bajarse en las paradas de la Avenida de Madrid, en la de la Muralla, o incluso recurrir a los transbordos.

A mayores, los populares ponen el foco en la línea que va a Nadela y que se prolongará hasta Santa Comba. Según el PP, al aumentar el trayecto, se reduce el tiempo que deja a los vecinos en Lugo para hacer sus gestiones, «polo que deberían espaciar os horarios para que permitan aos veciños ir á cidade a facer as súas xestións e volver en transporte urbano». Para el BNG, cada vecino elige cuándo regresa, por lo que la demanda no tiene mucho sentido.

A pesar de que Mobilidade parece no ver necesarios cambios en las propuestas del PP, Arroxo se mostró dispuesto a convocar la Mesa de Transporte. «As novas liñas foron deseñadas tendo en conta máis de cen peticións de todas as veciñas e veciños de Lugo, e contaron co apoio unánime de todos os grupos da corporación municipal. Entre os grupos da oposición estaban representantes do propio PP que fixeron propostas e asumiron como propio o novo plan para os buses que funcionará a partir do día 1 de xuño», subrayó el teniente de alcalde.

La reclamación de la parada de los vecinos de O Carqueixo, en vías de solución

A principios de esta semana, una treintena de vecinos de O Carqueixo, de la mano de la Federación de Asociacións de Veciños, denunció que con la entrada en funcionamiento de las nuevas líneas de autobús urbano se verían afectados por la supresión de dos paradas, una de ida y otra de vuelta. La queja de los usuarios era que a partir del próximo martes tendrían que desplazarse una distancia considerable y cruzar la rotonda de acceso al HULA, que soporta un gran volumen de tráfico.

Desde el gobierno local, sin embargo, señalaron que es falso que desaparezcan las antiguas paradas del Carqueixo, que estarán comunicadas con las líneas rurales 11, cuatro veces al día en cada sentido. Lo que cambia es que se trasladará una parada de la línea 5 para «evitar voltas en baleiro».