El cierre de A Mosqueira generará más de cien nuevas plazas de aparcamiento

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO

Las obras durarán ocho meses y se adjudicaron por casi 600.000 euros, y se complementará la obra de peatonalización con el cambio del modelo de tránsito de autobuses urbanos

22 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El día 1 de junio arranca la nueva etapa de la movilidad en la ciudad de Lugo, con dos novedades principales propuestas por el Concello. Por un lado, el inicio del nuevo modelo de buses urbanos, con el que se pretende potenciar un sistema en el que los lucenses utilicen menos el coche particular y más el transporte público; y por otra, ese mismo día arrancarán las obras que convertirán en peatonal el tramo de A Mosqueira de la Ronda da Muralla, lo que a su vez obligará a hacer cambios en el tráfico, que se desviará por Ramón Ferreiro.

Una de las principales novedades que atañerán a los lucenses es la ampliación de las plazas de aparcamiento de la zona que rodea el casco histórico de la ciudad. Fue el propio teniente de alcalde y concejal de Mobilidade, Rubén Arroxo, quien anunció que el próximo 1 de junio entrarán en funcionamiento las nuevas líneas de transporte urbano y darán comienzo los trabajos de peatonalización del tramo de la Mosqueira en la Ronda de la Muralla. Arroxo explicó que «se trata de dous proxectos que transformarán a cidade, avanzando na humanización do noso monumento máis importante e activando unhas liñas de transporte público completamente renovadas que darán un mellor servizo a máis veciñas e veciños».

Por lo tanto, una de las modificaciones estrella que se llevarán a cabo es la reordenación del tráfico en el entorno de la Mosqueira, que permitirá ganar más de 100 plazas de estacionamiento en el entorno del centro de la ciudad, además de mejorar la fluidez de la circulación, según el teniente de alcalde.