El día 1 de junio comienzan las nuevas líneas de buses de Lugo y se cierra A Mosqueira

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

A partir del 1 de junio no se volverá a ver esta imagen, de buses y coches por delante de A Mosqueira
A partir del 1 de junio no se volverá a ver esta imagen, de buses y coches por delante de A Mosqueira OSCAR CELA

Las obras de peatonalización de la Ronda ponen en marcha el nuevo modelo de transporte público

20 may 2021 . Actualizado a las 20:32 h.

El día 1 de junio comenzará una nueva forma de entender la movilidad en Lugo con una doble decisión: por un lado será el inicio del nuevo modelo de buses urbanos, con el que se pretende potenciar un sistema en el que los lucenses utilicen menos el coche particular y más el transporte público; y por otra, ese mismo día arrancarán las obras (durante ocho meses) que convertirán en peatonal el tramo de A Mosqueira de la Ronda da Muralla, lo que a su vez obligará a hacer cambios en el tráfico, que se desviará por Ramón Ferreiro.

En la noche del 31 de mayo ya se colocarán todas las señales para un cambio histórico en el tránsito de Lugo. Ese día será el último en el que circulen vehículos entre la Praza da Constitución y San Pedro. Desde el día 1 de junio el cruce con la Rúa Vilalba y la avenida de Ramón Ferreiro pasará a tener una rotonda para agilizar el tráfico que continuará por la avenida Rodríguez Mourelo o por Ramón Ferreiro, mientras que la avenida alcalde Anxo López Pérez cambiará de sentido. Para continuar hacia San Roque se deberá coger la Rúa Salvador de Madariaga, que cambiará de sentido, continuando por la Praza de Bretaña y la Rúa Dinán, donde se podrá coger la Rúa das Hermanitas para llegar a San Roque o la calle Cidade de Vigo, que cambiará también de sentido para comunicar, mediante el trecho de la Praza da Constitución próximo a la estación de autobuses con el colegio Maristas y con el aparcamiento disuasorio del seminario menor. Además, está previsto instalar un semáforo para mejorar la seguridad en el cruce entre Salvador de Madariaga y Ramón Ferreiro.

Por su parte, aprovechando este cambio en el tráfico de Lugo, se pondrá en marcha el nuevo modelo de buses urbanos, que se basa en 22 líneas cubiertas por 21 buses. Habrá cuatro grandes líneas que conectarán las zonas norte y sur de la ciudad (incluye la avenida da Coruña, Ronda da Muralla, Ramón Ferreiro y la avenida de Madrid), con salidas desde el Campus y destino O Ceao y HULA. Se considera que en este eje vive el mayor porcentaje de población de la ciudad, con lo que tendrán un bus cada 12 minutos.