PSOE y PP acuerdan en el Senado que el Gobierno y la Xunta colaboren en la lucha contra la despoblación

la voz LUGO

LUGO

César Mogo, senador del PSOE por Lugo
César Mogo, senador del PSOE por Lugo ALBERTO LÓPEZ

Una enmienda del senador lucense César Mogo a una moción popular incluye al gobierno gallego en la lucha contra «la catástrofe demográfica»

19 may 2021 . Actualizado a las 16:38 h.

En la reunión de la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico celebrada este miércoles en el Senado, César Mogo, senador por Lugo, ha enmendado una moción del PP, estableciendo, la necesidad de que las Administraciones colaboren con iniciativas concretas para frenar la caída de población en nuestra provincia. Al aceptarse esta propuesta que incluye a la Xunta de Galicia, la Moción ha sido aprobada por la cámara.

«Desde que gobierna Núñez Feijoo la catástrofe demográfica de la provincia de Lugo sigue agravándose. Precisamente 2010, al poco de llegar al Gobierno de la Xunta, fue el último año de crecimiento de población en Galicia. A partir de esa fecha, año tras año, solo ha habido perdidas. En los últimos 10 años, 28 comarcas redujeron su población más del 15 % y la Xunta ha optado por seguir mirando para otro lado con iniciativas vacías de contenido, desconectadas de la realidad de Galicia, como si nada pasase o lo que pasase fuese poco importante. Estamos ante un fracaso de las políticas públicas de Feijoo y la Xunta para frenar la despoblación y recuperar nuestros municipios», señaló el senador lucense.

El senador socialista defendió en la Comisión que el PP y la Xunta deben «dejarse de políticas de campanario que anuncian mucho pero no hacen nada porque carecen de contenido. Lugo está entre las 11 provincias que conforman el núcleo duro de la España despoblada; las que han perdido más población, tienen menos densidad de habitantes por kilómetro cuadrado y con una población más envejecida. Una realidad a la que no se le puede dar la espalda. El PP lleva gobernando 34 años en Galicia, algo tendrá que ver con lo que ha sucedido. Estamos ante el pésimo resultado de su política en relación con la población, y lo que ahora no puede pretender es que el Gobierno central asuma en solitario la responsabilidad de salir de ella mientras la Xunta permanece sumida en la pasividad, sin hacer nada, mirando como Don Tancredo».