La «app» recién llegada a Lugo que convierte las sobras en un negocio y ofrece comidas por entre dos y cinco euros

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO

Víctor González, empleado de Ousá, empaqueta uno de los pedidos que luego se entregarán a través de la app Too Good To Go
Víctor González, empleado de Ousá, empaqueta uno de los pedidos que luego se entregarán a través de la app Too Good To Go ALBERTO LÓPEZ

Más de 40 negocios aprovechan ahora sus excedentes, los cuales antes se iban directamente a la basura y ahora pasan a formar parte de un «pack sorpresa» en el que el cliente no sabe qué va a recibir

13 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las nuevas tendencias ya llegan a Lugo. Al menos en el ámbito de la comida para llevar. Después de un tiempo funcionando en las otras tres provincias de Galicia , Too Good To Go comenzó su proyecto en Lugo el pasado abril. Este negocio trae consigo una idea revolucionaria para los establecimientos de alimentación: se terminó el tirar la comida sobrante al final de cada jornada. A partir de ahora, quienes usen sus servicios podrán hacer negocio con las sobras de su actividad y vendérselas a sus clientes por un precio por debajo del habitual, gracias al cual la empresa podrá sacarle un rendimiento a la comida que antes terminaba en la basura y los usuarios obtendrán una cena completa por un precio de entre dos y cinco euros

La compañía fue creada el año 2015 en Dinamarca. El proyecto surgió después de que los responsables de la plataforma fueran testigos en un buffet libre de cómo toda la comida que no se había consumido y estaba en perfecto estado terminaba en los cubos de basura. Su servicio se expandió rápidamente por todos los países del norte de Europa, y terminó de popularizarse al llegar a Reino Unido. En el 2019 llegó a las grandes ciudades de España, donde ya se volvió un habitual en los negocios de restauración y alimentación. La propia empresa explica que su principal función es la de «reducir al máximo los kilos de comida que se tiran cada día a la basura y contribuir a menguar la contaminación que se genera por este motivo». Aún así, claro, el éxito de su negocio trae consigo unos ingresos de 134 millones de euros anuales a pesar de contar con solo 497 empleados en toda Europa.

El funcionamiento es muy sencillo: Los negocios contactan con la empresa directamente, y se adhieren a sus servicios a través de una aplicación móvil. Desde ese momento, los usuarios que quieran gozar de sus servicios podrán buscar los locales adscritos más cercanos a su posición y reservar un pack de comida sorpresa. Esto significa que los clientes no saben qué obtendrán dentro del paquete. Son los negocios quienes hacen un recuento al final de la jornada laboral y meten en el pack una mezcla de productos alimenticios que les hayan sobrado, desde fruta hasta platos elaborados o derivados del pan.