Así se gestó el HULA: un hospital construido como una gran ciudad

U.CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

Mesa redonda del coloquio sobre arquitectura hospitalaria.
Mesa redonda del coloquio sobre arquitectura hospitalaria. OSCAR CELA

El arquitecto, Eduardo Herráez, y el ingeniero, José Luis López, profundizaron en las entrañas del hospital en un coloquio por sus diez años

07 may 2021 . Actualizado a las 11:12 h.

El Hospital Lucus Augusti continuó ayer con los actos de celebración de sus diez años de vida. El centro sanitario realizó un coloquio sobre ingeniería y arquitectura hospitalaria en el que profundizaron sobre las entrañas del hospital lucense. «El HULA fue construido como si fuera una gran ciudad», resumió el arquitecto Eduardo Herráez.

El hospital lucense recoge partes de todas las etapas constructivas históricas de los centros sanitarios y sus rasgos comunes: ventilaciones cruzadas, grandes estructuras, diafanidad y capacidad de crecimiento. Cuando comenzó a diseñarse «el número de camas era lo importante; en cambio hoy ya no es el valor que caracteriza a un hospital, sino que son otros parámetros», explicó Herráez. El HULA fue concebido como una ciudad con cinco grandes áreas que se organizaban alrededor del vestíbulo. De esta estancia partía una calle principal, que conduce a las hospitalizaciones, otra perpendicular que dirige al área ambulatoria y en el centro, el bloque técnico. La parte industrial se ubicó al otro lado de la montaña para construir un espacio humano, es decir, para poder esconderlas.

El arquitecto del HULA, Eduardo Herráez
El arquitecto del HULA, Eduardo Herráez OSCAR CELA

De todas estas áreas, la única contemplada para crecer es la parte técnica. «El corazón del hospital». «Se trata de una estructura de grandes instalaciones con gran iluminación para que, por ejemplo, el área quirúrgica pueda remodelarse como queramos con el tiempo», explicó Herráez. Las otras cuatro áreas están compuestas por estructuras «más normales». «Al principio la gente se quejó por las grandes distancias, pero estas edificaciones siempre tienen un período de adaptación», añadió. La flexibilidad para el crecimiento es uno de los trazos más importantes de un área hospitalaria, igual que en una ciudad. Otra característica diferencial del HULA, como explicó el arquitecto, es que los suministros se realizaron a través de un corredor alto en vez de los típicos subterráneos.

El ingeniero del HULA, José Luis López explicó los plazos de tiempo del centro sanitario. El plan de obras y equipamiento, «un proceso longo e tedioso», llevó 13 años. El montaje de los servicios y la búsqueda de suministros ocuparon otro más. La potencia de las instalaciones necesitaron un equipo humano de 100 personas para el momento del arranque que conocieran a la perfección los 35.000 equipos del centro sanitario. Los participantes de la mesa redonda destacaron que el diseño «robusto, eficiente y seguro» del HULA permitió adaptarse con técnicas de ingeniería al gran caudal de pacientes de este último año.

El HULA celebra su décimo aniversario

Feijoo, en el décimo aniversario del HULA: «Este é un dos grandes hospitais de España»

María Guntín

El Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) acogió este martes la celebración de su décimo aniversario. Al acto acudieron personalidades políticas que llegaron desde todas las partes de Galicia. Entre ellos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez y el presidente de la Diputación, José Tomé; además de otros reconocidos cargos del hospital lucense.

En el acto, celebrado en el salón de actos del HULA, los distintos ponentes rindieron homenaje a los sanitarios que llevan más de un año luchando en primera línea contra la pandemia de coronavirus. Además, recordaron que el hospital de Lugo es un centro de vanguardia y también un referente en la provincia lucense.

Seguir leyendo