Lugo no tendrá playa fluvial este verano, aunque ya tiene permisos

La Confederación dio el visto bueno al proyecto el 4 de noviembre, pero el Concello calculó que no le daría tiempo a ejecutarla y piensa en el 2022

La playa fluvial se situará en las inmediaciones del parque infantil del Miño
La playa fluvial se situará en las inmediaciones del parque infantil del Miño

lugo / la voz

Un año más, y van unos cuantos, Lugo no dispondrá de playa fluvial en la que aliviar los rigores del verano. Aunque el Concello de Lugo recibió los permisos de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil el pasado mes de noviembre, la creación de la playa no está prevista hasta el próximo año. Según explican desde el Ayuntamiento, ahora mismo se trabaja en la renovación del convenio firmado en su día con la Diputación para financiar los trabajos, y en redactar los pliegos para licitar este año el proyecto de modo que se pueda disfrutar de la zona de baño en el verano del 2022.

El 4 de noviembre del 2020 la Confederación Hidrográfica autorizó al Concello de Lugo a instalar en el cauce del río, cerca del parque infantil del paseo del Miño, una zona de baño compuesta por cuatro piscinas flotantes que podrían instalarse en el mismo lugar todos los veranos desde el 15 de junio al 15 de septiembre. La autorización especifica una vigencia máxima del permiso de 25 años. Este visto bueno llegaba después de infinidad de gestiones e informes de la Consellería de Medio Ambiente, del Instituto de Estudos do Territorio, de la Reserva da Biosfera Terras do Miño, etc... Así, solicitando documentos, exponiéndolos al público, recibiendo alegaciones de varias asociaciones de defensa de la naturaleza y ajustando la propuesta a las normativas y a las ubicaciones pasaron los años.

Cuando el pasado noviembre el Concello recibió el visto bueno para la playa calculó que sería imposible tenerla lista para este verano. El motivo, según fuentes municipales, es que entre redactar los pliegos, adjudicar los trabajos y ejecutarlos, no había margen temporal para que estuviese lista en ocho meses. De ahí que ya desistieran de la idea y la planificaran para el año 2022.

Para el Partido Popular esto responde a la «desidia de Lara Méndez e Rubén Arroxo», que no estuvieron diligentes a la hora de priorizar la playa fluvial, que además había sido una promesa electoral de los nacionalistas. «Méndez ten dende o 4 de novembro de 2020 o permiso da Confederación para facer a praia fluvial e non fixo nada no Concello para acondicionala», subrayó Antonio Ameijide.

La constatación de que el Concello arrojó la toalla con la playa fluvial para este 2021 fue que, según aclara el PP, no solicitaron el visto bueno de Sanidade para ubicar la zona de baño en las aguas del río Miño, uno de los requisitos que se exigen para este tipo de instalaciones, y cuyo plazo de solicitud finalizó el pasado 1 de febrero. «Da alcaldesa podiamos agardar algo así, pero o certo é que pensabamos que Arroxo tería algo máis de amor propio e loitaría polo que era o seu proxecto estrela da campaña electoral», insistió Ameijide.

Habrá que renovar el convenio con la Diputación para no tener que devolver 225.000 euros

En el año 2010 la Diputación de firmó un convenio de colaboración con el Concello de Lugo para que fuese el ente provincial el que sufragase la ejecución de la zona de baño en el río Miño. Entonces, se asignó una subvención de 225.358 euros que, si no se renueva el convenio, el Ayuntamiento tendrá que devolver.

La versión oficial dada por el Concello es que ambas administraciones llevan meses hablando de la renovación del acuerdo, sobre todo desde que se obtuvo el permiso de la Confederación. «Aínda que ese convenio de colaboración finalizou, o que cómpre facer agora é darlle continuidade ao procedemento, co trámite que se aprobou este venres na xunta de goberno do ente provincial, para que nós poidamos presentar agora as alegacións pertinentes e asinar, a continuación, un novo convenio en función da consignación orzamentaria que a Deputación xa lle tiña asignada a este proxecto, polo que non sería preciso ter que devolver os cartos entregados no seu día ao Concello», aseguró Lara Méndez.

El PP, sin embargo, entiende que la Diputación está reclamando al Concello la subvención por no haberla ejecutado y entiende que en el fondo se trata de una «vendetta» personal del presidente, José Tomé, con el nuevo edil de Desenvolvemento Local, Álvaro Santos, por sus declaraciones a raíz de la vestimenta de Elena Candia. «Santos criticou duramente a Tomé por esas declaracións e agora o presidente provincial toma o seu desquite», interpretan los populares.

El PP dice que las cuentas del 2021 dejan a Lugo sin área fluvial ni auditorio

lorena garcía calvo
Los presupuestos no recogen partida concreta ni para la playa fluvial ni para el derribo del Garañón
Los presupuestos no recogen partida concreta ni para la playa fluvial ni para el derribo del Garañón

Tampoco hay ninguna partida reservada para el derribo del Garañón

El próximo viernes el pleno del Concello de Lugo votará los presupuestos redactados por el gobierno local para el año 2021. Aunque el Partido Popular, con Ramón Carballo a la cabeza, aún no adelantó su intención de voto, todo apunta a que no será afirmativa, teniendo en cuenta que tachan las cuentas de poco ambiciosas y poco efectivas ante el contexto que se echa encima. «Son uns orzamentos feitos a medida para sacar réditos políticos en vez de ser uns orzamentos de cidade», sostienen.

En el borrador de los presupuestos los populares detectaron un buen puñado de ausencias, comenzando por la playa fluvial. Tras varios años incluyendo en las cuentas una partida de 200.000 euros para dotar a la ciudad de una playa digna junto al río Miño, en las previsiones del 2021 no se reserva ninguna cantidad para esa intervención.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Lugo no tendrá playa fluvial este verano, aunque ya tiene permisos