Niños de Lugo referentes contra la desigualdad

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

Los 24 alumnos del curso de quinto de primaria que participan en el vídeo «No hice nada»
Los 24 alumnos del curso de quinto de primaria que participan en el vídeo «No hice nada» OSCAR CELA

La campaña de los alumnos del colegio Padres Franciscanos para Manos Unidas fue seleccionada entre las diez mejores de España

01 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los alumnos de nueve y diez años del colegio Padres Franciscanos de Lugo están en pie de guerra contra la desigualdad en el mundo. Su lucha la combaten concienciando a través de clipmetrajes, vídeos de un minuto, para el concurso de la campaña anual de Manos Unidas. Por segundo año consecutivo, se llevan la victoria. Su creación del 2020 fue galardonada como la primera de Galicia y la de este año fue seleccionada entre las diez mejores de todos los colegios que se presentaron de España. La mente detrás de la idea es el profesor Ginés Vázquez, que apuesta por una metodología más activa.

El tema de la campaña de este año, a raíz del covid, eran los medicamentos. Los estudiantes franciscanos se inspiraron en un poema sobre la segunda guerra mundial de Martin Niemöller que habla sobre mirar a un lado de las injusticias hasta que un día es demasiado tarde y ya no hay a quien decirle nada. «No fue el tema más sencillo, porque es algo con lo que ellos no tienen una relación constante», explica Vázquez. Pero una vez que el profesor acercó al alumnado el tema, enseguida se interesaron y todos tienen claro el mensaje. Como Marta Ferro, una estudiante con «mucha conciencia social», como apunta Vázquez. «Hay otras personas que no tienen medicamentos y vacunas igual que los tenemos nosotros», dice claro la alumna.

La desigualdad, para algunos, era una realidad que existía, pero que no tenían presente. «Yo sabía lo que era, pero cuando nos pusimos a hacer el vídeo lo entendí mucho mejor», cuenta Aitana. Para los que ya conocían la realidad de desigualdad que viven algunos países, esta iniciativa fue «una oportunidad para enseñarle a los demás esa situación», como afirma Alejandra Cabado. Aunque Manos Unidas sea una ONG que trabaja en países extranjeros, el profesor explica que los niños también se dieron cuenta de que la desigualdad no solo está fuera, sino que ahora con la pandemia sobre todo, también está presente en España. Además del aprendizaje del que se apresuran en presumir, Aurora destaca: «Nos lo pasamos muy bien porque lo hicimos todos juntos».