«Una joven prometedora»


Reino Unido. 2020 . Emerald Fennell . Carey Mulligan, Bo Burnham. El debut de Fennell está siendo aclamado por parte de la crítica y el público por ofrecer una película abiertamente feminista, que con tono de humor negro pone encima de la mesa no solo los históricos abusos de los hombres y del poder sobre las mujeres si no el consentimiento social, el silencio interesado que durante años ha permitido situaciones tan dramáticas como las manadas acosando a mujeres.

El tema y el planteamiento inicial de la película la hace interesante para el espectador, acompañado por un guion donde se abren frentes que se acaban de atar perfectamente. Pero ese arranque enigmático, en el que se le propone al espectador un juego de ir desentrañando qué paso para entender el qué va a pasar, acaba sucumbiendo en una cinta que se queda a medio camino entre el cine de Sofía Coppola y un telefilm de domingo por la tarde.

A pesar de una parte final que desconcierta y pierde fuelle para caer en los tópicos, «Una mujer prometedora» tiene dos grandes aciertos. Los interiores de las casas reflejan perfectamente los estados de ánimo y cómo el tiempo se ha detenido para determinados personajes. Y por otra parte la presencia de la soberbia Carey Mulligan, una actriz que desde sus inicios artísticos transmite perfectamente con su rostro y su mirada lo que siente el personaje que aquí ofrece: dulzura y a la vez amargura, ilusión y a la vez desesperanza. Pocas actrices aguantan como ella un primer plano. Cine Yelmo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Una joven prometedora»