El PP se quedará sin mujeres en la Diputación de Lugo si sus alcaldes aplican lo pactado en el 2019

La alcaldesa de Folgoso debería dejar su puesto al de Pantón y podría haber cambios en Sarria

Grupo popular en el pleno de la Diputación de Lugo
Grupo popular en el pleno de la Diputación de Lugo

Monforte, Lugo / La Voz

El grupo del PP en la Diputación de Lugo se quedará sin mujeres si se cumple con el plan de relevos acordado tras las elecciones del 2019. En aquel momento, los alcaldes y concejales de este partido decidieron repartirse por turnos dos de los doce escaños que les correspondían, uno en el partido judicial de Sarria y otro en el de Monforte. Este último lo ocupa la única diputada popular que queda en San Marcos, la alcaldesa de Folgoso do Courel, tras la marcha de Elena Candia al Parlamento.

Aquel pacto lo recordó este martes en el pleno de la Diputación la socialista Pilar García Porto. Era el debate sobre las declaraciones de José Tomé sobre la ropa de la presidenta provincial del PP. A García Porto le tocaba defender los argumentos del PSOE y enfrente tenía a la alcaldesa de Folgoso do Courel, Lola Castro, designada por el PP para reclamarle a socialistas y BNG una reprobación pública de esas declaraciones de Tomé. Pilar García les reprochó a los populares que clamasen contra el machismo en este caso al mismo tiempo que entre sus doce diputados tienen once hombres y una mujer. Y eso ahora, les espetó, porque cuando llegue el momento de los relevos pactados serán doce hombres. «Confío en que iso non suceda», espetó la portavoz socialista.

Efectivamente, lo acordado en el PP es que dos de sus escaños cambien de dueño antes de que termine este mandato. El que acabaría con la única presencia femenina en el PP es el cambio apalabrado en el partido judicial de Monforte. Tras las elecciones municipales, la alcaldesa de Folgoso do Courel y el alcalde de Pantón, José Luis Álvarez acordaron que la designada inicialmente sería ella, pero que él le tomaría el relevo antes de que terminase el mandato.

En su momento, lo que trascendió es que el cambio de ella por él sería a los dos años de constituido el pleno de la Diputación, pero en realidad no fue exactamente así. La propia Lola Castro explica ahora que lo que decidieron es que ella ocupase el puesto tres años y su compañero de Pantón estuviese un año. «Polo que eu sei -explica Lola Castro- o pacto segue en pé, pero non se materializa ata o ano que vén».

José Antonio García, de Sarria, el día de la toma de posesión como diputado de la Diputación, en julio del 2019
José Antonio García, de Sarria, el día de la toma de posesión como diputado de la Diputación, en julio del 2019

¿Habrá cambio de García, de Sarria, por Fernández, de Samos?

Por otra parte, el acuerdo verbal al que llegaron los representantes del PP de la comarca de Sarria fue que José Antonio García, portavoz en Sarria, ocupase el puesto de diputado durante dos años (expira el plazo en julio) y la otra parte del mandato la ocupase el portavoz en Samos, el empresario José Fernández. Pero con el paso de los meses aquel acuerdo parece que aún no está cerrado, y más desde que García ocupa más protagonismo dentro el grupo provincial tras la marcha de Candia. En estos momentos el concejal de Sarria es viceportavoz segundo del grupo provincial y hombre de confianza del líder popular, Javier Castiñeira.

García, por su experiencia en otros mandatos provinciales, conoce bien la casa, y un buen ejemplo es que ha sido el representante del PP en todo el proceso de liquidación de Suplusa. Por este motivo y por sus conocimientos de la institución, Castiñeira lo valora para afrontar lo que queda de mandato.

Fuentes del partido reconocen que hubo un pacto para alternar dos años el puesto de la comarca de Sarria, adscrita al partido judicial de Lugo, pero ahora reconocen «que non hai nada pechado». Otro factor a favor de García es la proyección que le ofrecería la Diputación para intentar recuperar una de las plazas más importantes de la provincia, el Concello de Sarria, del que ya fue alcalde.

En realidad, el PP iba a tener dos diputadas en su grupo tras las elecciones del 2019. La otra era la propia Elena Candia, que dejó su puesto en marzo para presentarse a las elecciones gallegas y ahora es diputada en Santiago. Su puesto lo ocupó un concejal de Barreiros. En las fuerzas que sustentan el Gobierno provincial sí hay paridad. De los trece diputados que suman PSOE y BNG, siete son hombres y seis mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El PP se quedará sin mujeres en la Diputación de Lugo si sus alcaldes aplican lo pactado en el 2019