Recogida de firmas en los concellos afectados por la desastrosa N-540 de Lugo a Ourense

El Gobierno de Rajoy ya anunció a inicios del 2018 que estaba redactando proyectos de reforma

Un bache enorme en la N-540 a la altura de Calde, en el municipio de Lugo
Un bache enorme en la N-540 a la altura de Calde, en el municipio de Lugo

lugo / la voz

Los concellos de la provincia más directamente afectados por el mal estado de la carretera nacional que une Lugo con Ourense, la N-540, han comenzaron a recoger firmas de sus vecinos y de sus visitantes para reclamar al Ministerio de Transportes que asuma con urgencia su mejora.

«É que xa non é a xente de Guntín a que ven a queixar, e que paran no Concello moitos traballadores que van a Monterroso, a Taboada ou a Chantada para reclamarme a mellora ou piden unha cita para que os reciba e queixarse do mal estado da estrada», comenta la alcaldesa de Guntín, María José Gómez.

El estado de abandono de la travesía de esta localidad ejemplariza la falta de atención del Gobierno con la N-540. Nada más llegar al cargo, a finales de mayo dos años, Gómez dirigió escritos a la Delegación del Gobierno, la Subdelegación y el entonces Ministerio de Fomento para conocer los planes que tenía el ejecutivo central para la reforma de la carretera, que en el caso de Guntín estaban comprometidos 240.000 euros en un proyecto de reforma integral.

«O único que me contestou foi o ministerio, e só para contarme o que levaban invertido en conservación de estradas nacionais na provincia, pero a min iso de que me serve», se lamenta la regidora popular. También se entrevistó con la responsable de Carreteras en la provincia para exponerle el caso de Guntín. Gómez señala que le reconoció que la vía estaba en mal estado pero casi dos años después no se hizo nada para mejorarla.«As únicas persoas coas que falo sobre esta estrada son os traballadores de Conservación, que durante o inverno tapan fochancas, pero pasan dous camións e xa volven a estar abertas», explica.

El Concello de Guntín ya ha habilitado en la casa consistorial un puesto para firmar una petición de arreglo de la N-540. También se llevará el escrito por la hostelería y el comercio de la villa para buscar el mayor apoyo posible de los vecinos. En concellos como Taboada y Chantada también ya han comenzado la recogida de firmas.

María José Gómez, alcaldesa de Guntín desde el 2019
María José Gómez, alcaldesa de Guntín desde el 2019
«No caso de Guntín eu non pido nada extraordinario, non queremos grandes proxectos, simplemente unha nova rodadura, fresar e botar un novo asfalto, non creo que haxa que esperar tantos anos por isto», explica la alcaldesa de Guntín

Las quejas de los conductores y transportistas por el mal estado de conservación de la N-540 ya llegaron al Defensor del Pueblo después de que algunos usuarios de la vía se quejasen ante el Valedor do Pobo, quien dio traslado de la denuncia ante la estancia superior, que a su vez pidió un informe al ministerio.

También los grupos políticos en el Congreso, Senado y Parlamento se han hecho eco del mal estado de la N-540. El PP llevó el caso a Madrid y a Santiago y los dos diputados del PSOE por Lugo al Congreso. La contestación que recibieron los socialistas no concreta qué pretende hacer el Gobierno y se limita a señalar que entre los años 2018 y 2019 invirtió 2,8 millones en los tramos de Lugo, y el pasado año 0,6 millones.

El Gobierno de Rajoy explicó a inicios del 2018, a preguntas de la oposición, que tenía en redacción dos proyectos para la rehabilitación del firme, uno de para el tramo entre Guntín y Taboada, con un presupuesto de 2,9 millones, y otro para la reparación de la travesía de Guntín, con un presupuesto de 240.000 euros. Por lo que parece, tres años después se siguen redactando los proyectos.

Quejas de lucenses por el mal estado de la carretera Lugo-Ourense llegan al Defensor del Pueblo de España

U. CARRERA
El recorrido de la N-540 está lleno de baches y socavones, más graves entre los concellos de Guntín y Taboada
El recorrido de la N-540 está lleno de baches y socavones, más graves entre los concellos de Guntín y Taboada

El escrito fue aceptado por el cargo constitucional y remitido a la Dirección General de Carreteras

Las molestias causadas por el mal estado del firme de la carretera N-450 que une Lugo y Ourense han generado quejas de numerosos lucenses desde hace años. Tras convertirse en un problema que parece no tener fin, varios lucenses han decidido presentar una queja formar para que las administraciones pongan fin a los baches y socavones que ya duran años.

Varios lucenses realizaron un escrito para protestar por el mal estado de la carretera nacional ante el Valedor do Pobo. La vía que une las dos capitales del interior de Galicia es de titularidad nacional, por lo que el valedor informó a los denunciantes que se remitiría al Defensor del Pueblo. En febrero de este año, este cargo constitucional contestó ya a una de las quejas presentadas, aceptándola por reunir los suficientes requisitos establecidos por ley. El Defensor procedió a pedir un informe al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, concretamente a la Dirección General de Carreteras, sobre el estado de la carretera. Actualmente, los lucenses que presentaron el escrito están pendientes de la respuesta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Recogida de firmas en los concellos afectados por la desastrosa N-540 de Lugo a Ourense