Arte solidario desde Baamonde

Laura López LUGO / LA VOZ

LUGO

El dinero de las ventas de las obras expuestas se destinarán a Tierra de Hombres.
El dinero de las ventas de las obras expuestas se destinarán a Tierra de Hombres.

La exposición colectiva «Unha viaxe solidaria e creativa á vida» se puede visitar en la cafetería Madia Leva hasta mediados de junio

26 abr 2021 . Actualizado a las 10:43 h.

Varios artistas, la Fundación Tierra de Hombres, la Sociedad Fillos de Xoán Corral y la cafetería Madia Leva de Baamonde (Begonte) unen esfuerzos en un proyecto solidario en forma de exposición artística. Hasta mediados de junio, de las paredes del establecimiento Madia Leva colgarán 16 obras de varios artistas, con todo tipo de técnicas, desde pinturas, hasta dibujos o fotografías; pero todas ellas, con un nexo en común: la solidaridad.

La muestra itinerante y colectiva, Unha viaxe solidaria e creativa á vida, nació de la colaboración entre la oenegé Fundación Tierra de Hombres, cuyo delegado en Galicia es Raúl Besada, y de la Sociedad Fillos de Xoán Corral. «Queremos dar un agradecimiento muy especial a Jamy, hijo de nuestro entrañable amigo Juan Corral, ya fallecido, y a la familia Corral, por su sensibilidad y apoyo a nuestros proyectos de ayuda a la infancia, y a todos los artistas participantes por su colaboración», explica Besada.

El dinero de las ventas de las obras expuestas se destinarán a Tierra de Hombres.
El dinero de las ventas de las obras expuestas se destinarán a Tierra de Hombres.

Ayuda a Tierra de Hombres

Las obras expuestas estarán disponibles para su venta al precio único de 150 euros, importe que irá destinado íntegramente al proyecto Viaje hacia la vida, y a sensibilizar sobre los derechos de la infancia, un fin que lleva a cabo la Fundación Tierra de Hombres en Galicia desde el año 2003.

Con el proyecto Viaje hacia la Vida, Tierra de Hombres organiza el traslado a España de menores con patologías graves, pero curables, pertenecientes a familias de escasos recursos de diversos países africanos.

Las niñas y niños, procedentes de lugares donde la tasa de mortalidad infantil es muy elevada, no pueden tratarse en sus países de origen, al carecer de las infraestructuras sanitarias y los equipos médicos necesarios para su curación.