Monforte ya tiene por fin un centro de día para personas con discapacidad psíquica

Carlos Cortés
CArlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

LUGO

Una imagen del interior del nuevo centro, que aún no funciona al 100% de su capacidad
Una imagen del interior del nuevo centro, que aún no funciona al 100% de su capacidad

Era una vieja reivindicación de la comunidad educativa del colegio de educación especial Infanta Elena

26 abr 2021 . Actualizado a las 12:19 h.

El centro de día para personas con discapacidades psíquicas de Monforte está ya en marcha. Vieja reivindicación de la comunidad educativa del colegio de educación especial Infanta Elena, abrió sus puertas hace unas semanas y se encuentra todavía en fase de rodaje. Su entrada en funcionamiento pone fin a años de espera y supone el estreno en Monforte de un modelo de centros asistenciales con pocos precedentes en Galicia.

El centro de día fue construido por la Consellería de Política Territorial en dependencias situadas junto al Centro de Formación e Experimentación Agroforestal de Monforte. Las obras empezaron en mayo del 2018 y llevan tiempo terminadas, pero el proceso de adjudicación de su gestión estiró los plazos hasta que por fin ha llegado su apertura definitiva. De la gestión de las instalaciones se encarga Agora, una asociación con sede en Monforte y de larga trayectoria en los servicios sociales.

El centro dispone en realidad de dos servicios diferentes y uno de ellos todavía está por estrenar. El que se encuentra ya plenamente operativo es el centro ocupacional, dirigido a personas con discapacidad intelectual que necesitan apoyo leve o moderado. En estas instalaciones tienen ocasión de ganar autonomía mediante la adquisición de conocimientos que les permitan insertarse en el mundo laboral. El segundo servicio es un centro de atención terapéutica diurna, dirigido a personas que precisan más apoyo.

El centro ocupacional está en funcionamiento con cuatro usuarios, aunque tiene capacidad para diez. La plantilla que se ocupa de esta parte está formada por monitores, cuidadores, un psicólogo y puntualmente un trabajador social. El cuadro de personal actual está adaptado al reducido número actual de usuarios, pero se irá incrementando a medida que el centro se vaya llenando.

La directora de este centro, Mónica Álvarez, admite que la puesta en marcha de un servicio tan demandado desde hace tanto tiempo en Monforte supone un reto para Agora, pero que finalmente «se trata de cumplir con la misión que tiene esta entidad, que pasa por dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad para facilitarles su integración social».

Agora es una asociación fundada en 1992 que ya gestiona en Monforte un centro de día y un piso tutelado, pero para personas con discapacidad física. Forma parte de la coordinadora gallega de colectivos asistenciales Cogami y su ámbito de actuación es la comarca de Lemos.

Mayores de 16 años

Origen y objetivo. Este centro nace de la reivindicación de la comunidad educativa del colegio de educación especial Infanta Elena, de Monforte, para que las familias de sus alumnos dispongan de un servicio de apoyo después de que cumplan 21 años

Requisitos. Para darse de alta como usuario es preciso tener reconocida una discapacidad y un grado de dependencia, y ser mayor de 16 años