La rotonda de San Eufrasio se intentará hacer sin cortar el tráfico

Los trabajos para construir la glorieta comenzarán el próximo mes, y el Concello estudia fórmulas que permitan la circulación en la zona

Las obras en San Eufrasio comenzarán en los próximos días
Las obras en San Eufrasio comenzarán en los próximos días

lugo / la voz

A lo largo del mes de mayo comenzarán en Lugo las obras para eliminar el cruce de San Eufrasio y ubicar allí una rotonda que permitirá regular el tráfico de forma más eficiente. La construcción de la glorieta que unirá la LU-530 con la avenida de As Fontiñas se prolongará un máximo de seis meses, y mientras duren los trabajos la intención del área de Mobilidade e Infraestruturas, que dirige Rubén Arroxo, es compatibilizar la circulación en la zona con las obras.

«O persoal da área de Mobilidade está a traballar nun plan de tráfico alternativo que permita á veciñanza acceder ás rúas afectadas polas obras sen interferir no desenvolvemento dos traballos», explicó el teniente de alcaldesa. Para el gobierno local es prioritario no tener que cortar el tráfico de la zona y de ahí que ahora sean los técnicos los que están analizando cuál será la fórmula más adecuada para compaginar la circulación y los accesos a las calles afectadas, con las obras. Una opción podría ser gestionar el flujo de tráfico con carriles alternativos.

La construcción de la rotonda de San Eufrasio es una vieja demanda que el BNG llevará a buen puerto a lo largo de este año y que supondrá eliminar uno de los puntos negros de la ciudad. Se invertirán 107.871 euros para construir una glorieta que eliminará los distintos giros a la izquierda y que aumentará la distancia de visibilidad, que en la actualidad es inferior a la distancia de cruce.

Antes de adoptar la decisión de construir la glorieta, Mobilidade encargó un estudio del tráfico en la zona que confirmó que la glorieta agilizará la circulación, ahorrando tiempo y dinero a los conductores.

Cesión de la carretera

La construcción de la rotonda de San Eufrasio, que comenzará a sustanciarse el próximo mes, se desatascó a finales del 2019 en una reunión entre Rubén Arroxo y el entonces delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro. En ese encuentro se pusieron las bases para que el Concello de Lugo obtuviese la cesión del tramo de la LU-530 que va desde San Eufrasio hasta el Paseo do Rato, y que era el tramo autonómico con mayor volumen de tráfico de la autovía, puesto que la carretera de A Fonsagrada es además la que se utiliza para acceder al HULA.

La cesión de ese tramo de la carretera al Concello no era un capricho, sino que respondía a una exigencia técnica. De acuerdo con la normativa, las rotondas de la Xunta tienen un diámetro mínimo que resultaba imposible encajar en el espacio que hay en el cruce de San Eufrasio, sin embargo, las glorietas municipales pueden tener unas dimensiones más reducidas que sí tienen cabida en el cruce con Fontiñas. De ahí que fuese imprescindible que ese tramo de la vía pasase a ser de titularidad municipal.

Al tiempo que se tramitaba esa parte, Mobilidade ya comenzó a redactar el proyecto de la rotonda, lo que agilizó todo el proceso. «Ao realizar ambas xestións de xeito paralelo conseguimos acurtar os prazos, dado que unha vez que a Xunta de Galicia executou a cesión do vial, puidemos iniciar o procedemento de contratación, tratando todo o tempo de acurtar os prazos ao máximo posible segundo o marcado na legalidade», describió Arroxo.

Con la parte administrativa finalizada, ahora solo queda determinar cómo se gestionará el tráfico durante los seis meses que Ovisa tiene para construir la esperada rotonda.

Las mediciones de tráfico en la zona: 3.255 vehículos y diez buses en dos horas

Antes de adoptar una decisión definitiva sobre la necesidad o no de construir una rotonda en la intersección de Fontiñas y la LU-530, el área de Mobilidade solicitó un estudio para conocer la densidad del tráfico en la zona y sus particularidades.

El análisis de la circulación en el cruce se concentró en las horas punta y desveló que entre las 8 y las 10 de la mañana del día analizado pasaron por el lugar 2.511 vehículos y 11 autobuses; entre las 14 y las 16 horas la cifra se disparó hasta los 3.255 vehículos y 10 autobuses; y entre las 19 y las 21 horas las mediciones arrojaron el paso de 3.234 vehículos y 15 autocares.

El estudio analizó cuestiones como el tiempo que empleaban los conductores en realizar los viajes, el tiempo de demora, de paradas, el número de esas paradas o la cola que se generaba. Con esta información, se estimó que la instalación de la rotonda disminuiría los tiempos de viaje, mientras que la ubicación de semáforos los incrementaría. Con la glorieta también se observó una reducción considerable de los tiempos de demora, una disminución prácticamente completa de las colas de espera y una bajada en el número de paradas y en el tiempo de paradas.

Recuerdan desde el área nacionalista del bipartito lucense que además de este estudio, se tuvieron en cuenta las viabilidades técnicas, urbanística y funcionales que implica la construcción de una rotonda. Repasada toda esta información, concluyeron que era la mejor opción. Con su construcción, se intentará dar fluidez a una de las intersecciones con más circulación y atascos de la ciudad y un punto negro histórico.

La rotonda de San Eufrasio con Fontiñas estará lista para el otoño

suso varela
Lugar donde irá la rotonda de San Eufrasio
Lugar donde irá la rotonda de San Eufrasio

El teniente de alcalde de Lugo, Rubén Arroxo, anuncia la licitación de las obras, que tendrán un plazo de ejecución de seis meses

El teniente de Alcalde de Lugo y concejal de Mobilidade e Infraestruturas, Rubén Arroxo, informó de los avances realizados por la Concellería de Infraestruturas para la construcción de la rotonda en San Eufrasio con Fontiñas. Mañana miércoles, la junta de gobierno municipal aprobará la contratación de las obras «coa que melloraremos o funcionamento deste cruce, aumentando a seguridade vial, o que eliminará un punto negro da cidade», explicó Arroxo.

Los trabajos fueron adjudicados por 107.871,50 euros a la empresa Ovisa Pavimentos y Obras SL, que tendrá un plazo de 6 meses para realizar la intervención, con lo que podría estar operativa para el próximo otoño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La rotonda de San Eufrasio se intentará hacer sin cortar el tráfico