Un centenar de personas protestaron ante la delegación de la Xunta en Lugo contra el cierre del colegio de Baamonde

La Voz LUGO

LUGO

Carlos Castro

El acto contó con la presencia de varios cargos del PSdeG, como José Tomé, Elba Veleiro o Marisol Morandeira

13 abr 2021 . Actualizado a las 17:40 h.

Alrededor de un centenar de personas participaron hoy en una concentración ante la Delegación Territorial de la Xunta de Galicia en Lugo, convocada por la Federación de ANPAs de la provincia y otras entidades, «para denunciar la política de desmantelamiento del rural» y el cierre del colegio de Baamonde, en el municipio de Begonte.

El acto contó con una nutrida representación de cargos públicos del PSdeG. Entre ellos, el presidente de la Diputación de Lugo y alcalde de Monforte, José Tomé, las alcaldesas de Vilalba e Guitiriz, Elba Veleiro y Marisol Morandeira; el alcalde de Xermade, Roberto García; la portavoz socialista en Begonte, Susana Ferreiro, y la portavoz del PSdeG en la Diputación de Lugo, Pilar García Porto.

En declaraciones a los medios de comunicación, Tomé recordó que el grupo socialista en la Diputación ya defendió iniciativas en la Diputación Provincial de Lugo que recogían «las inquietudes y demandas de las madres y padres afectados por el cierre de este centro educativo».

«Impulsar el rural no es precisamente quitar servicios, como está sucediendo en este caso, sino que más bien sería mantenerlos», añadió. «La decisión de cerrar el colegio de Baamonde es una decisión errónea, que seguramente obedece a otro tipo de beneficios, presuntamente privados, por lo que vamos a estar atentos», añadió Tomé, quien opina que para nada «beneficia ni al rural, ni a los padres y madres ni a la educación de los niños y niñas de Baamonde».

La Asociación de Vecinos de Baamonde se encontró con la cerradura de su centro social cambiada

La Asociación de Vecinos de Baamonde: «O alcalde deixounos sen centro social por protestar contra o peche do colexio»

ANDRÉ S. ZAPATA

Este lunes, los miembros de la Asociación de Vecinos de Baamonde se encontraron con una ingrata sorpresa cuando quisieron acceder al local social en el que llevan haciendo sus reuniones desde hace más de cuatro años. Cuando uno de sus participantes fue a abrir la puerta del centro, se encontró con que alguien había cambiado la cerradura. Entonces, llamaron al Concello para avisar, pero resultó que había sido el propio Ayuntamiento quien lo había hecho.

Tras varios meses en los que en el Ayuntamiento de Begonte, encabezado por su alcalde, el popular José Ulla, se han ido dilapidando servicios públicos, este cierre del centro social es «unha nova represalia por mor das protestas polo peche do colexio», según la Asociación de Vecinos. Luis Justa, su presidente, explica que esta decisión es claramente eso, un castigo contra la asociación, ya que han estado «moi implicados no asunto do peche da escola de Baamonde», según dice. Fuentes cercanas al colectivo afirman que se está estudiando la posibilidad de demandar al alcalde. Primero, por incumplir el contrato que firmó con la asociación, que dice expresamente que pueden utilizar el centro social durante diez años (y solo llevan cuatro), y por clausurar un espacio que contiene objetos y mobiliario que no es propiedad del Concello —como sillas, estanterías u ordenadores—, sino de los miembros del colectivo. «Isto é insoportable. Teremos que montar nós mesmos un novo centro social, porque co Concello non imos poder contar máis», explica Justa. «Que coman o centro social con patacas, que nós non nos imos pelexar por el», concluye.

Seguir leyendo