José Luis Ábalos sobre la autovía Lugo-Santiago: «Estamos trabajando para superar las incidencias ambientales y patrimoniales»

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

Obras del viaducto sobre el valle del río Pambre de la autovía A-54 entre Lugo y Santiago
Obras del viaducto sobre el valle del río Pambre de la autovía A-54 entre Lugo y Santiago MINISTERIO DE TRANSPORTES

El ministro de Transportes puso en valor los 546 millones «que permitirán a Lugo conectarse con la red de Alta Velocidad y mejorar el servicio para el transporte de mercancías»

09 abr 2021 . Actualizado a las 16:58 h.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, abordaron esta mañana en Santiago diversas actuaciones que el Gobierno realizará en nuestra comunidad y las obras pendientes y que lleva años reclamando Galicia. Dentro de esas cuestiones, se analizaron algunas referidas a la provincia de Lugo.

Sobre la finalización de las obras de la autovía de Lugo a Santiago, A-54, con dos tramos en ejecución, el de Palas de Rei a Melide y el de Melide a Arzúa, el ministro reconoció que existen problemas que han retrasado la apertura, prevista para este año en el primer tramo y para el 2022 para el segundo. Ábalos no se aventuró a dar una fecha y se limitó a decir: «Estamos trabajando para superar las incidencias ambientales y patrimoniales en los trayectos restantes». El ministro, eso sí, puso en valor que el Gobierno están ejecutando el mayor viaducto de la provincia de Lugo, el de Pambre, de un kilómetro de longitud, que calificó como una de las obras de ingeniería más avanzadas que se están realizando en España.

También calificó de actuación innovadora el inicio de la fase de construcción y experimentación en campo de los instrumentos de aislamiento, eliminación y desplazamiento de las nieblas en el Alto del Fiouco en la A-8, en la provincia de Lugo.

Sobre carreteras, el presidente Feijoo aceptó los problemas en la A-54, aunque dijo que le gustaría que estuviese cuanto antes acabada, pero le pidió al ministro que se den pasos iimportantes para retomar la autovía A-56, de Lugo a Ourense. En concreto, pidió que se agilicen los tramos desde San Martiño hasta Cambeo y su continuidad hacia Ourense, recordando que el tramo abierto actualmente, de 9 kilómetros en Carballedo, es poco útil al no tener continuidad. Feijoo también le pidió al ministro que se agilicen los trámites para la autovía de A Mariña.

La reforma de la vía de tren Lugo-Ourense, lista para el 2024

Ya en materia ferroviaria, el ministro Ábalos puso en valor los 546 millones que licitará ADIF en la línea férrea entre Lugo y Ourense: «Haremos un fuerte impulso a la renovación de la línea Ourense-Monforte-Lugo, con una inversión de 546 millones de euros, que permitirán a Lugo conectarse con la red de Alta Velocidad y mejorar el servicio para el transporte de mercancías».

Por su parte, Feijoo agradeció esta inversión y confió en que en el 2024 esté acabada lo que denominó primera fase de la renovación de la vía, confiando en que en el futuro se haga la segunda fase, que incluye las variantes de Os Peares y Rubián, que acortarían el viaje de Lugo a Ourense en 23 minutos. Para Feijoo es fundamental que Lugo cuente con un AVE que le conecte con Madrid.

Sobre la estación Intermodal de Lugo, el presidente de la Xunta señaló que va retrasada y espera que en las próximas semanas se den los avances necesarios para su ejecución.

Sergio Vázquez Torrón, José Tomé e Isabel Pardo de Vera, este viernes en el Ayuntamiento de Monforte

Casi 550 millones y tres años para modernizar la vía Ourense-Lugo

Carlos Cortés

El Ministerio de Transportes concretó este viernes en Monforte sus planes para la modernización de la vía férrea entre Ourense y Lugo. La presidenta del ADIF y el secretario general de Infraestructura del ministerio, los lucenses Isabel Pardo de Vera y Sergio Vázquez Torrón, aseguraron que todos estos proyectos suman una inversión total de 546 millones de euros, que su ejecución llevará en conjunto tres años y que deberán estar terminados en el 2023. Acompañados por el alcalde de Monforte, José Tomé, recordaron que todas estas actuaciones pretenden conectar Lugo con la alta velocidad que entrará en Galicia a través de Ourense. «Queremos -dijo la presidenta del ADIF- que la diferencia temporal entre la llegada este año de la alta velocidad a Ourense y la modernización de la vía de Lugo sea lo más reducida posible».

Seguir leyendo