Una buena oportunidad para olvidar lo ocurrido de Castellón

Ricardo Hevia EN ZONA

LUGO

LOF

04 abr 2021 . Actualizado a las 12:06 h.

No hace tanto que el HLA Alicante pasó por el Pazo Universitario y le planteó un durísimo partido al Río Breogán que lo resolvió en la prórroga después de aquel completo giro que le dio Epi a la estructura del equipo con cuatro grandes en pista. A partir de entonces, los alicantino entraron en un declive que les llevó a perder el liderato de su grupo. Para colmo de fatalidades se les lesiona Pedro Llompart, figura indiscutible en su juego.

Hay quien aseguraba que las aspiraciones del equipo levantino pasaban o pasan por una recuperación del base. Habrá que verlo. De momento perdió en casa con el sorprendente Liberbank Oviedo, pero en Castellón, ante ese TAU que nos mandó al cuarto de pensar, se paseó y ganó por 23 de diferencia. De la masacre al Valladolid. En el partido entre semana ni hablamos. ¿Con qué Alicante nos quedamos? Yo me quedaría con la versión que vimos en la final de la Copa Princesa, un equipo largo con muchas rotaciones capaces de sumar, con un buen entrenador, bueno y listo... En definitiva, un cuadro muy consistente al que en un día de acierto es complicado ganar, pero cuando no le entran los tiros no pierde el control.

Si antes jugaban con once jugadores, con la baja de Llompart lo harán solamente con diez, y ninguno de ellos saldrá a la cancha para hacerse la foto únicamente. Todos aportan.

No podrán usar el arma Pitts-Llompart, pero el base americano es capaz de hacerte un roto desde la línea exterior. Pero sumemos además a Zohore. Allen, Bergstedt, Gjuroski, Edu Martínez, Urtasun, Jorge Bilbao... No diremos que todos estos jugadores son un valor por encima de los 10 puntos cada uno.

El crédito sigue intacto

Para el Breogán, el partido supone una nueva experiencia, jugar después de una derrota una derrota muy dura, en guarismos y sensaciones. Dura para ellos y para sus seguidores. El equipo sigue teniendo todo el crédito, se lo ha ganado a pulso, pero por su salud necesita dejar claro que lo de Castellón fue un accidente.

Hoy tiene una gran ocasión ante un buen equipo que en un choque normal te va a plantear problemas. Te obligará a trabajar muy duro en defensa y a andar muy espabilado en la transición ofensiva.

No sabemos si Pedro Rivero será capaz de minimizar el efecto Larsen. Todo ello configura un partido muy atractivo camino de los play-offs