Acepta seis meses de cárcel por matar a su perra con un apero de labranza y tirarla luego a la basura

Unos vecinos de la mujer alertaron a la Guardia Civil al oír los lamentos del animal

Exterior de los juzgados de Lugo
Exterior de los juzgados de Lugo

Lugo / La Voz

Este jueves, la defensa de la mujer acusada de haber matado a su perra con una herramienta de labranza en octubre del 2018 confirmó ante la jueza del Penal número 1 de Lugo el acuerdo al que había llegado con la Fiscalía. Este pacto asume la culpa de los hechos por parte de la acusada, y consigue una rebaja de pena para ella, estableciéndola finalmente en seis meses

Según el auto del Ministerio Fiscal, «la acusada, mayor de edad, sin antecedentes penales, propietaria junto a su marido de una perra de nombre “Cuca”, de raza mestiza [...] y con la intención de acabar con la vida del animal, le golpeó repetidamente con un apero de labranza hasta causarle la muerte, tirando después el cadáver de la perra a un contenedor de basura». 

Por estos hechos, se pedían para ella dieciocho meses de prisión y cuatro años de «inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales».

El inicio de la investigación tuvo lugar tras la llamada de algunos de los vecinos de la mujer, residente en Mondoñedo, al Seprona. Alertados por los lamentos del animal durante la tarde en la que falleció, notificaron a varios agentes del Seprona, que acudieron al lugar solo para certificar la muerte del animal, que se encontraba en un contenedor de la basura cercano a la vivienda.

Luis Rego, su abogado, confirmó que se le impondrá la pena mínima de prisión por un delito de maltrato animal, seis meses, tras haber llegado a una conformidad con la Fiscalía. 

Imputan a una lucense por maltrato animal tras arrojar a once cachorros a la basura

André S. Zapata

Diez de los animales aparecieron muertos dentro de un saco

La Guardia Civil de Lugo anunció en un comunicado en el día de ayer la imputación de una mujer de Lugo por, presuntamente, arrojar a once cachorros de perro a la basura. Según las investigaciones policiales, la mujer habría metido a los animales en un saco y los habría metido en un cubo de basura cercano a su domicilio.

Solo uno de los once perros terminó sobreviviendo, mientras que los otros diez aparecieron muertos. Se tiene constancia del suceso gracias a la Sociedad Protectora de Animales, que encontró a las crías en un estado de congelación el pasado mayo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Acepta seis meses de cárcel por matar a su perra con un apero de labranza y tirarla luego a la basura