La cafetería de O Vello Cárcere de Lugo no saldrá a concurso hasta que se aclare el futuro de la pandemia

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

Las paredes están acristaladas, por lo que entra luz a raudales
Las paredes están acristaladas, por lo que entra luz a raudales ALBERTO LOPEZ

El PP señala que hay hosteleros que desean pujar por ella y desde el gobierno local temen que quede desierto por cuarta vez debido al covid

17 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La cafetería de O Vello Cárcere, uno de los lugares con mejores vistas de la Muralla, parece que está gafado. Después de tres intentos de conseguir un hostelero que se hiciese cargo de ella, el Concello tenía todo listo para haber sacado hace un año el nuevo concurso, con interesantes mejoras para por fin adjudicarlo, pero la pandemia se cruzó por el medio.

El concejal del PP Antonio Ameijide reclamó ayer mayor diligencia del gobierno local para sacar adelante los pliegos de la cafetería, «unha instalación que leva catro anos pechada». Ameijide apremia la licitación, y más después de comprobar que ya se terminaron las obras de acceso exterior. «Vemos como o gran problema, que era compartir entrada coa zona musealizada xa se solucionou, polo que agora veremos cal é a escusa para non sacar a licitacións os pliegos de contratación da cafetería», señaló el concejal.

El concejal del PP Antonio Ameijide ante la puerta de acceso exterior que se ha hecho para entrar en la cafetería de O Vello Cárcere
El concejal del PP Antonio Ameijide ante la puerta de acceso exterior que se ha hecho para entrar en la cafetería de O Vello Cárcere

Desde el gobierno local apunta que el pliego hace meses que lo tienen hecho porque precisamente querían abrir el concurso el pasado año pero la pandemia y el cierre de negocios de hostelería provocó que paralizasen el proceso ante el temor a que quedase desierto el concurso por cuarta vez. Incluso, ante el nuevo escenario del covid se van a modificar algunos puntos del pliego ya preparado para intentar hacer más atractivo el local de hotelería.

Para Ameijide -que apuntó que las obras de acceso se realizaron por un contrato menor y su importe fue de 24.709 euros- «hai decenas de hostaleiros desexando puxar pola xestión e senón o fan é porque as tres convocatorias que se fixeron estaban fóra das necesidades do mercado».