Ofensiva del PP contra la eliminación de las variantes del tren Lugo-Ourense

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

Entrevista en el 2018 de cargo del PP y la Federación Vecinal con el presidente y la directora de ADIF entonces, Juan Bravo e Isabel Pardo de Vera
Entrevista en el 2018 de cargo del PP y la Federación Vecinal con el presidente y la directora de ADIF entonces, Juan Bravo e Isabel Pardo de Vera

Consideran que ADIF condena a la provincia a no tener alta velocidad

15 mar 2021 . Actualizado a las 17:43 h.

Tal y como ya denunciaron hace unas semanas los diputados del PP en el Congreso Jaime de Olano y Joaquín García Díez, las variantes del tren entre Lugo y Ourense no se llevarán a cabo a medio plazo y a lo mejor ni a largo plazo. La presentación el pasado viernes de la presidente de ADIF, Isabel Pardo de Vera, no dejó dudas de que las variantes de Os Peares y de Rubián no forman parte de las obras prioritarias que ejecutará el Gobierno en los próximos tres años.

La decisión de no crear unas variantes, que tendrían un coste superior a los 900 millones de euros y que supondrían, según los estudios informativos, un recorte de 27 minutos entre ambas ciudades, no ha dejado indiferente a los populares lucenses, quienes ya han empezado una ofensiva para denunciar la ausencia de planes para ambas variantes.

Por una parte, el delegado territorial de la Xunta, Javier Arias, destaca que la renuncia de ADIF á «condena á provincia de Lugo a non ter alta velocidade». Afirma que no ejecutar estas actuaciones entre Bóveda y Sarria y Os Peares y Canabal «impedirá desfrutar aos lugueses dun servizo de tren con tempos competitivos». 

Javier Arias recuerda que el ahorro de tiempo en los viajes  «pasaría dos 20 minutos, un aforro nada desprezable no percorrido entre Lugo e Ourense ou en traxectos máis longos, como o de Lugo-Madrid». Arias afirma que con los anuncios de la presidenta de ADIF, la lucense Isabel Pardo de Vera, la provincia de Lugo vuelve a salir perjudicada, «un dano ao que se suman os continuos atrasos nas obras para a conexión de Lugo coa alta velocidade, e de feito as previsións que manexa ADIF impedirán que o tramo Lugo-Ourense estea listo ata o 2024, en lugar do ano 2021, data comprometida polo ministro Ábalos». 

Para el delegado de la Xunta, Pardo de Vera, que era directora de ADIF en el 2018, desprecia los proyectos  presentados por el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, «contaban cun orzamento de máis de 1.000 millóns de euros, que agora se ve reducido a 550 millóns»

Convocan a la Plataforma Lugo Non Perdas o Tren

Por su parte, el PP de Lugo, con su presidenta a la cabeza, Elena Candia, convoca a la plataforma Lugo Non Perdas o Tren a una reunión el próximo lunes en la sede del partido para analizar los anuncios hechos por la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera.

Elena Candia hace así una llamada «á unión de todos, con coherencia e responsabilidade». Considera la dirigente popular que Pardo de Vera faltó a la verdad cuando dice que no había nada hecho antes de su llegada al cargo: «Ela era técnico e, por tanto, perfectamente coñecedora dos trámites levados a cabo polo goberno de Mariano Rajoy e que incluso foron presentados na cidade polo ex ministro Íñigo de la Senra en maio de 2018».

Los populares lucenses consideran que todos los retrasos acumulados en el cronograma de la llegada «da alta velocidade a Lugo son a súa responsabilidade directa, polo que cuestións coma esta exporanse na xuntanza e estudaranse novas iniciativas ao abeiro dos últimos feitos». Recuerdan que Pardo de Vera participó en las reuniones que mantuvo en el 2018 con el entonces presidente de ADIF, Juan Bravo, con dirigentes del PP de Lugo y con la Federación de Asociacións de Veciños.