Un año sin público en las gradas del Ángel Carro

Se cumple el primer aniversario del último partido con aficionados en el estadio


Lugo / La Voz

Corría la jornada 31 del campeonato y el Lugo recibía en casa al líder, el Cádiz. Con Curro Torres en el banquillo y tras un meritorio empate en Riazor, el conjunto albivermello se encomendaba al calor de su afición para obtener algún botín del duelo. 3.843 aficionados asistían, sin saberlo, a su último partido en el Ángel Carro.

José Ángel Carrillo a los ochenta minutos fue el último jugador que tuvo el honor de compartir un tanto con sus aficionados, celebrando con ellos el empate ante el líder y el sueño por una salvación que parecía más cercana. Aunque el coronavirus ya había hecho acto de presencia en España, nadie podía presagiar la magnitud con la que golpearía sus vidas. Ajenos a su desdicha, los aficionados jaleaban a sus futbolistas, con la mente puesta en el próximo partido en casa, algo por lo que todavía esperan.

La espera está siendo más larga de lo previsto. Los plazos más optimistas del Consejo Superior de Deportes y de la Liga señalaban el mes de octubre como un a fecha adecuada para plantearse la vuelta de los aficionados, pero las diferentes olas de la enfermedad frenaron en seco el optimismo, y los planes se dilataron en el tiempo.

Antes de la navidad la Premier League fue la primera competición europea importante que decidió una vuelta ordenada de sus aficionados, pero el aumento de los casos motivado impacto de la variante británica evitó que prosperase la iniciativa y que otras ligas, como la española, tomasen nota.

Impacto futbolístico

En el apartado deportivo el conjunto rojiblanco se encuentra en un momento muy diferente al de hace justo un año. Tres entrenadores diferentes han pasado por su banquillo y el equipo pasó de sufrir por mantener la categoría a transcurrir con relativa tranquilidad por la categoría de plata del fútbol español.

En cuanto a resultados, la falta de público no condicionó demasiado a los lucenses. Desde que la Liga decretó el cierre de los estadios al público, el Lugo disputó 38 partidos, de los que 18 fueron en su estadio. Ocho triunfos, ocho empates y dos derrotas, un balance muy positivo, que si unimos a la racha actual de diez partidos invicto, nos indica que el equipo no echó demasiado de menos a su público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un año sin público en las gradas del Ángel Carro