La pasarela de la N-VI en Lugo ya tiene instaladas las rampas de acceso a ambos lados

Este viernes terminó la instalación de la última de las entrada


LUGO

La nueva pasarela de la N-VI ya cuenta con los accesos peatonales a ambos lados de la carretera. Los operarios realizaron ayer los trabajos de instalación de la última de las dos rampas de acceso, que ya cuentan con sus respectivas barandillas. También se añadirán los elementos de seguridad, el alumbrado y mobiliario urbano, con el fin del humanizar la obra. Tras esta ejecución, las entradas a las pasarelas quedarán listas y la infraestructura en servicio.

Los trámites de construcción de la pasarela comenzaron el verano del 2020 después de que el Concello de Lugo pasase a ser propietario de un tramo de de la Nacional VI a su paso por la ciudad. El pasado diciembre se instaló la estructura principal junto con los dos pilares principales y poco a poco se están añadiendo el resto de elementos.

Esta pasarela conectará los accesos al estadio de fútbol Ángel Carro y la zona del río Miño para aportar mayor seguridad a la hora de alcanzar el otro lado de la vía, ya que los días de partido resultaba habitual ver cruzar a los peatones por el asfalto, con los riesgos que conlleva. Además, la pasarela crea un nuevo itinerario para peatones y bicicletas que favorecerá la continuidad del casco urbano de Lugo a la zona del río Miño, algo muy demandado por los lucenses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La pasarela de la N-VI en Lugo ya tiene instaladas las rampas de acceso a ambos lados