Los productos frescos de la Praza de Abastos ya se pueden pedir por Internet

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

Un empleado de Kibus hace de intermediario entre el cliente y los placeros
Un empleado de Kibus hace de intermediario entre el cliente y los placeros Óscar Cela

La página web Kibus vende y distribuye los alimentos del mercado

26 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La carne y el pescado fresco y de calidad de los placeros de Lugo podrá comprarse sin salir de casa. La asociación de empresarios Lugo Monumental se unió con la plataforma web Kibus para repartir los alimentos de la Praza de Abastos a domicilio. Los lucenses podrán hacer la compra a través de la página web «www.kibus.online» y la podrán tener en casa el mismo día.

Esta plataforma lleva en fase de pruebas desde el año pasado y la clientela no ha parado de crecer. «Ahora nos decidimos a lanzarla porque estamos confiados de su eficiencia», explicó el presidente de Lugo Monumental, Luis Latorre. El modo de empleo es muy sencillo y aporta grandes ventajas. La página web es intuitiva: primero se selecciona el mercado de Lugo, después el tipo de producto que queremos (pescados, carne, patatas..) y una vez clicado el alimento, se escoge el tipo (por ejemplo, bollo de Lugo, chapata, barra artesana o pan de centeno). En este último paso también se selecciona la cantidad, que a media que varía también lo hace el precio, mostrado en todo momento. Además, hay una caja de observaciones para personalizarlo ya que cada producto viene asignado al puesto que lo ofrece. Si el pedido se realiza antes de las 12 de la mañana, llegará el mismo día, sino podría retrasarse hasta el siguiente. «Esto lo hacemos sobre todo por productos como el pescado o la fruta», explican desde Kibus.

Pedir a través de esta página web no tiene ningún tipo coste para el consumidor y los alimentos se ofrecen al mismo precio que en la propia plaza. Además, no requiere realizar un pedido mínimo. «Supone una gran comodidad ya que evita desplazamientos, teniendo en cuenta las obras de Quiroga Ballesteros que, por ejemplo, impiden acercarse con el coche para no cargar con la compra», argumentó Latorre.