Los productos frescos de la Praza de Abastos ya se pueden pedir por Internet

La página web Kibus vende y distribuye los alimentos del mercado

Un empleado de Kibus hace de intermediario entre el cliente y los placeros
Un empleado de Kibus hace de intermediario entre el cliente y los placeros

LUGO / LA VOZ

La carne y el pescado fresco y de calidad de los placeros de Lugo podrá comprarse sin salir de casa. La asociación de empresarios Lugo Monumental se unió con la plataforma web Kibus para repartir los alimentos de la Praza de Abastos a domicilio. Los lucenses podrán hacer la compra a través de la página web «www.kibus.online» y la podrán tener en casa el mismo día.

Esta plataforma lleva en fase de pruebas desde el año pasado y la clientela no ha parado de crecer. «Ahora nos decidimos a lanzarla porque estamos confiados de su eficiencia», explicó el presidente de Lugo Monumental, Luis Latorre. El modo de empleo es muy sencillo y aporta grandes ventajas. La página web es intuitiva: primero se selecciona el mercado de Lugo, después el tipo de producto que queremos (pescados, carne, patatas..) y una vez clicado el alimento, se escoge el tipo (por ejemplo, bollo de Lugo, chapata, barra artesana o pan de centeno). En este último paso también se selecciona la cantidad, que a media que varía también lo hace el precio, mostrado en todo momento. Además, hay una caja de observaciones para personalizarlo ya que cada producto viene asignado al puesto que lo ofrece. Si el pedido se realiza antes de las 12 de la mañana, llegará el mismo día, sino podría retrasarse hasta el siguiente. «Esto lo hacemos sobre todo por productos como el pescado o la fruta», explican desde Kibus.

Pedir a través de esta página web no tiene ningún tipo coste para el consumidor y los alimentos se ofrecen al mismo precio que en la propia plaza. Además, no requiere realizar un pedido mínimo. «Supone una gran comodidad ya que evita desplazamientos, teniendo en cuenta las obras de Quiroga Ballesteros que, por ejemplo, impiden acercarse con el coche para no cargar con la compra», argumentó Latorre.

La empresa Kibus está especializada en plazas de abastos y ya trabaja en 12 ciudades, incluidas las gallegas de Ourense, A Coruña y Ferrol. «Observamos que al principio el cliente empieza con pedidos pequeños para probar y acaban haciendo la compra semanal a través de Kibus». Uno de los responsables de la plataforma declaró que, a pesar de que los días fuertes del mercado sean el viernes y el sábado, con la compra por Internet se mantiene fuerte durante toda la semana. «Es un gran impulso para la economía local, por las circunstancias actuales», argumentó Latorre. Además, esperan que los lucenses más jóvenes se animen a hacer sus compras en el mercado de productos locales, un espacio que para ellos es más desconocido.

El trato cercano del placero, pero con observaciones online

De todos los puestos de la Praza de Abastos de Lugo, ya hay 12 que trabajan con Kibus. Ofrecen una gran variedad ya que comercializan productos diferentes, por el momento son: Pescados Mary Paz, Frutas y hortalizas Mar, Alimentación Café-Bar Vázquez Lolo, Panadería Pastelería Illán, Mantequería Masari, Carnicería Somoza, Carnicería Rafa, Productos Galegos Lola, Frutas Laurín, Carnicería Traloagro, Produtos Artesanos Peteiro y MangiArte. Todos ellos cuentan con un escaparate online en Kibus para darse a conocer.

En la página web está especificado a qué puesto pertenece cada producto porque procura «conservar la figura del placero», ya que los clientes suelen tener ya una persona de confianza. Además, puede personalizarse enviándole sugerencias al placero. «Hay una caja de observaciones en la que puedes detallar lo que quieras; como que quieres los filetes tiernos para tus hijos o un aguacate maduro y otro verde», aclara el responsable de Kibus, Aunque no es lo mismo que acudir físicamente a hacer la compra, permite un trato cercano. Pero no son los placeros los que reciben directamente las directrices de los clientes, sino que Kibus tiene un intermediario. «Es un chico encantador», afirma Ana, de Frutas Laurín, uno de los puestos asociados. Un empleado de la plataforma mira los encargos online y, en persona, se los pide a los placeros. «Es como un cliente más así que no da ninguna molestia». Reúne el pedido en una caja y Kibus se encarga de distribuirlo en el momento.

¿Y si no hay lo que se pide?

Si un cliente realiza un pedido y ya no queda, el empleado de Kibus puede consultarle. Si es un consumidor que acaba de llegar a la página, la empresa lo llama para preguntarle si quiere cambiar de producto o si prefiere no comprar nada, pero si ya es un cliente habitual incluso confía en Kibus para que tomen la decisión y haga el cambio en el momento.

El joven encargado de este trabajo cuenta que desde que empezaron a operar el Lugo el número de clientes ha aumentado considerablemente: «Cuando ven como funciona y de que se trata, se animan más». Los placeros, por su parte, están contentos de la colaboración de Lugo Monumental con Kibus, ya que les permite ampliar su mercado o conservar aquellos clientes que no pueden acercarse a la plaza. «A nós fannos pedidos pequenos polo noso tipo de comercio, pero estanos permitindo abarcar un campo maior e notamos que cada vez vai aumentando máis», cuenta la placera Ana, de Frutas Laurín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los productos frescos de la Praza de Abastos ya se pueden pedir por Internet