Vita, el ídolo del ascenso de 1978

LUGO

Su actuación en el partido decisivo en Reinosa ante el Naval permitó al CD Lugo subir a Segunda B

15 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Un portero palentino triunfó en el fútbol lucense. Su nombre Vitaliano de la Cruz Arnaiz «Vita», futbolista aficionado a la literatura, autor de tres libro y también del himno del CD Lugo. Formó parte del club lucense durante dos temporadas y también estuvo tres en el Club Lemos. El guardameta palentino fue clave en el ascenso del equipo rojiblanco a Segunda División B en el año 1978. Aquella temporada comenzó como suplente de Dosi, que sin embargo no estuvo nada bien en la recta final. Ante esa tesitura, el entonces técnico del Lugo, Manolín, le dio la titularidad a Vita, y el palentino no defraudó.

Sus actuaciones contribuyeron a recortar la ventaja de cinco puntos que les sacaba el Gijón. Pero llegó el partido decisivo de la campaña. Se disputaba en Reinosa y el rival era el Naval. Los cántabros no se jugaban nada, solo la honra de ganar al líder, pero Vita respondió. Sus intervenciones fueron claves para la victoria. El gol de Toledo fue suficiente para ganar y ascender. «Hice la parada de mi vida, ya que en el descuento desvié a córner un balón que se colaba por la escuadra. Al final del partido, mis compañeros acudieron todos a abrazarme y felicitarme. Recuerdo que salí del campo cojeando», recuerda Vita.

Fue una semana de homenajes en Lugo. No era para menos. El equipo ganó la liga y ascendió. En las celebraciones se coreaba el nombre de ¡Vita, Vita, Vita!. «Estaba todo orgulloso y satisfecho de haber respondido al nivel de exigencia. Había aprovechado mi oportunidad, la única que tuve en toda mi carrera deportiva. No estuvo mal, creo yo. ¡Me lo merecía!», afirma.