La polémica forestal de Baralla y Castroverde muestra el peso del eucalipto en zonas rurales

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

LUGO

La presencia del eucalpto es habitual en bastantes comarcas de Galicia
La presencia del eucalpto es habitual en bastantes comarcas de Galicia ANGEL MANSO

La actividad maderera está presente incluso en municipios en los que la ganadería es puntera

12 feb 2021 . Actualizado a las 09:44 h.

La prohibición de plantar eucalipto nitens en una amplia zona de Galicia, de la que forman parte municipios de Lugo y de Ourense, ha generado notable polémica. En ayuntamientos como Baralla y Castroverde, la apuesta por el eucalipto está presente en la creación de sendas plataformas. Se constituyeron hace años, pero acordaron unirse para gestionar juntas una reclamación que va camino de acabar en los tribunales.

A esos movimientos de los propietarios, por otro lado, se les unen los pronunciamientos de las respectivas corporaciones locales. El alcalde de Baralla, Miguel González (PP), admite que se ha creado una situación que requiere diálogo. Más contundente, el regidor de Castroverde, Xosé María Arias (PSOE), interpreta la prohibición de la Xunta como una intromisión en un asunto ya regulado en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) y como una discriminación frente a aquellos municipios que no tienen esta restricción.

Lo que sí parece claro es que el eucalipto ocupa un espacio importante en montes de muchos municipios, que su peso económico en zonas rurales ha aumentado y que incluso tiene protagonismo en ayuntamientos en los que la actividad ganadera se ha modernizado y genera puestos de trabajo. Por las impresiones recogidas ayer por este periódico, los defensores del eucalipto son más bien partidarios de una coexistencia forestal.

 Los poderes municipales

«O que hai que facer é organizar o terreo, e iso é responsabilidade da Xunta».

Dos municipios limítrofes y dos mundos: Castroverde está afectado por la prohibición de plantar eucalipto nitens, y Pol, no. En este municipio, en los últimos años, la actividad forestal ha ido en aumento. «E eu deféndoa», subraya el alcalde, Lino Rodríguez (PSOE). El pino tenía notable presencia en montes de este concello, aunque el eucalipto ha ido ganando presencia.

 Para el alcalde polense, no hay que autorizar la plantación discrecional de eucaliptos ni prohibirla tajantemente. «O que hai que facer é organizar o terreo, e iso é competencia da Xunta», destaca el regidor. La razón de que este árbol vaya en aumento en montes de la provincia de Lugo o de otras zonas de Galicia no admite dudas, según Rodríguez. «Por que a xente planta eucaliptos? Porque aos doce ou quince anos hai unha rendibilidade», sostiene.

También en A Pastoriza, municipio que está libre de esta prohibición y que cuenta con una importante ganadería de leche, el eucalipto ha ido extendiéndose. Ha ganado espacio en parroquias de poca carga ganadera, y Elva Carrera, teniente de alcalde (BNG), cree que es posible un equilibrio: «A clave é saber repartir», dice. Para Carrera, hay que tener presente por qué la gente decide un uso forestal para sus terrenos: «Nalgunhas zonas, non nai maneira de sacar adiante un arrendamento». Así las cosas, deben estudiarse medidas para favorecer los arrendamientos, opina Carrera.

 Los propietarios

«No monte hai sitio para todo».

Tener árboles plantados cuya madera se corta al cabo de unos años genera cierta seguridad. Es la opinión de Francisco Veiga, directivo de la sociedad de gestión forestal Monte de Candaído, que agrupa a unos cien dueños de terreno, que se reparte por los municipios de Riotorto, Meira y A Pastoriza. La sociedad acaba de asumir la gestión del terreno, que antes dependía de un convenio firmado con la Xunta. No hay eucalipto plantado, aunque Veiga rechaza negativas tajantes: «No monte hai sitio para todo», afirma. «Hai que acoutar o terreo do eucalipto», subraya.

 La sociedad debate ahora nuevos usos para el monte, sin renunciar al forestal. Introducir ganado o alquilar fincas para pastoreo son algunas opciones de la sociedad para que el terreno siga siendo productivo.

 Los maderistas

«O eucalipto é máis cómodo e máis doado ca outras opcións».

Carlos Torres, maderista de A Pontenova, alguna vez ha hecho cortas en un municipio como Castroverde. «O eucalipto é una árbore que, dunha maneira racional, pode ter o seu espazo», dice. Que aumente su presencia se debe, en su opinión, a que no tiene competencia desde el punto de vista de la rentabilidad. El precio de la madera de pino, de castaño o de carballo está más bajo; pero, además, detalla otra razón por la que un propietario forestal puede inclinarse por plantar este árbol: «O eucalipto é máis doado e máis cómodo ca outras opcións», afirma. «En Galicia hai terreo e potencialidade para todo», agrega.

El eucalipto está presente en numerosos municipios de Galicia

La prohibición de plantar eucalipto en Castroverde y Baralla llegará al juzgado

XOSÉ MARÍA PALACIOS

La prohibición de plantar eucalipto nitens en Castroverde y Baralla, derivada de criterios de ordenación forestal de la Xunta, acabará en los tribunales. Las respectivas asociaciones de productores de ambos municipios han creado una plataforma, que agrupa a unos mil propietarios, unos 600 en el primer municipio y 400 en el segundo. La nueva asociación ha contratado los servicios de un gabinete jurídico, y los informes que maneja son, de entrada, favorables.

La plataforma integra propietarios pequeños y medianos. La superficie media de cada uno anda por las seis o siete hectáreas, aunque hay algunos que tienen 20 o 30 hectáreas de terreno forestal. Las dos mencionadas asociaciones se crearon en el 2017, y su constitución tuvo que ver con el problema que ahora se presenta de nuevo, la prohibición de plantar eucalipto nitens. Entonces se planteaba ya esa posibilidad, aunque los planes de la Xunta no se hicieron realidad hasta hace unos meses.

Seguir leyendo