Triunfo imponente para afrontar la final con optimismo

Las buenas sensaciones en la victoria ante Valladolid marcan la semana de Copa


Lugo / La Voz

Difícilmente se pueda encarar de mejor manera una final de Copa, que como lo hace el Leche Río Breogán. Su exhibición en Valladolid sirve para sacarse la espina de la derrota en el derbi ante Leyma Coruña, que generó dudas en torno a la capacidad del equipo para competir ante rivales de nivel. Si bien es cierto que Valladolid dio una imagen pésima, el Breogán nunca estuvo cerca de perder el encuentro y demostró una intensidad en ambos lados de la pista digna de elogio, demostrando tener la lección aprendida.

Infalibles en el tiro libre

Uno de los aspectos más evidentes de la mejoría del equipo de Diego Epifanio es el acierto en el tiro libre. En el Pazo ante Coruña, tuvieron un acierto del 59,1%, una cifra demasiado baja para optar a la ACB. En el Pisuerga la eficacia rondó el pleno, con un 94'1% de acierto. Aunque fueron a la línea de tiros libres en cinco ocasiones menos que la pasada semana, la diferencia es notable. Larsen pasó de un 60% a un 100%, unos números que también consiguieron en esta faceta Salva Arco, Soluade y los hermanos Quintela.

El show de Soluade

El apartado de los triples tiene que empezar necesariamente por comentar la actuación estelar de Mo. El base londinense demostró una vez más la facilidad que tiene para anotar desde el perímetro, cosechando cuatro canastas de cuatro intentos, que lo siguen colocando en lo más alto de la tabla de porcentaje de acierto desde la línea de 6,75 con un 59,5. Su ráfaga anotadora se dejó notar en el segundo cuarto. En los momentos de mayor incomodidad de Leche Río Breogán, Soluade insuflaba oxígeno a los suyos con 12 puntos prácticamente consecutivos, que servían para alejar a un Valladolid que estuvo a tres puntos en el ecuador de ese cuarto. En líneas generales, Breogán tiró más y mejor desde esa distancia, pasando de nueve intentos a 22, con un acierto del 45,5% frente al 33 contra Básquet Coruña.

Con su victoria, el Breo duerme tranquilo en la cima de la clasificación con 10 victorias que los permiten tener una ventaja de dos con respecto a su rival herculino. Una manera idónea de empezar una semana ilusionante que tiene como colofón la final de la Copa Princesa de Asturias, el viernes a las 19 horas en el Pazo, ante un Alicante que perdió esta jornada la primera plaza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Triunfo imponente para afrontar la final con optimismo