El Supremo confirma que el Banco de España no puede exigir el IRPF a sus trabajadores

El organismo financiero sí autorizará la participación de sus empleados en actividades extralaborales relacionadas con su tarea profesional

ARCHIVO

Madrid / Agencias

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha confirmado la prohibición al Banco de España de exigir a sus trabajadores la declaración del IRPF en su código de conducta por vulnerar el derecho a la protección de datos de los mismos, al tiempo que ha rechazado que la autorización previa para realizar actividades extralaborales, como cursos, coloquios o entrevistas, vulnere el derecho a la intimidad, al honor y a la libertad de expresión e información de los empleados.

El organismo financiero estimaba que debía disponer de la documentar fiscal de la plantilla para verificar operaciones financieras privadas que sus empleados pudieran realizar. Pero la resolución judicial estima que en la declaración del IRPF no solo incorporan datos económicos del afectado «sino todo un haz de datos que aparecen en la misma como pueden ser los referentes a su religión, pertenencia o no a un sindicato, ideas, datos que son datos protegidos».

En otra parte del pronunciamiento judicial se añade que «las facultades del empresario de control de la actividad de sus trabajadores no son omnímodas, tienen el límite de que en su ejercicio se ha de respetar la dignidad del trabajador».

Dictamen del BCE

La sala alude a la normativa que rige el BCE y los bancos del eurosistema. «No establece con carácter general que el banco pueda reclamar a cualquiera de sus empleados sus declaraciones de IRPF o sus datos fiscales».

Por lo tanto, «lo que se impone es una obligación de supervisión, pero no la forma en la que la misma ha de llevarse a cabo, quedando a la decisión del Banco de España la forma de realizar la supervisión y comprobación del cumplimiento de las normas», concluye la sala.

Por último, considera que «la medida exigida por el Banco de España no supera el triple juicio constitucionalmente exigido de ser idónea, necesaria y proporcionada».

En lo único en lo que el Supremo da la razón al BdE es en la necesidad de que los trabajadores que vayan a realizar actividades extralaborales relacionadas con su tarea profesional, sí deben de contar con el visto bueno del banco. Se refiere a la participación en conferencias, entrevistas, seminarios, cursos que versen sobre situaciones financieras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Supremo confirma que el Banco de España no puede exigir el IRPF a sus trabajadores