Aplazado el juicio contra el falso enfermero de Ourense que llegó a ejercer en Lugo

Santiago B. L., con varias causas pendientes por hacerse pasar por personal sanitario, intentó colegiarse en Ourense con papeles falsos


Ourense / La Voz

Hace casi un año que se suspendió en la capital ourensana el juicio penal contra un hombre que se hizo pasar por enfermero. Entonces el aplazamiento se debió a que su abogada solicitó que Santiago B. L. fuera examinado por un forense para detectar si padecía algún trastorno psiquiátrico que pudiera mitigar, en su caso, su responsabilidad penal. Ahora las partes ya tienen ese informe, pero el juicio ha tenido que suspenderse de nuevo. Ha sido en esta ocasión el temporal Filomena el responsable de ese aplazamiento, ya que el acusado reside en la localidad de Illescas, en Toledo, y no ha podido desplazarse hasta Galicia debido al mal estado de las carreteras. Tampoco ha sido posible conseguir su declaración por videoconferencia, por lo que el asunto por el que se le juzga, un intento de colegiarse presentando documentos falsos, tendrá que esperar.

Estos hechos se remontan al 2 de marzo de 2018, cuando Santiago, de 34 años, pidió formar parte del colegio de enfermeros de Ourense, pese a que no tenía el título oficial. Elaboró el suyo propio. Así lo sostiene tanto la Fiscalía como el propio colegio de enfermería, el primero en dar la voz de alarma sobre un individuo que ya entonces acumulaba un historial judicial. La Audiencia lo había condenado tiempo atrás por provocar incendios forestales. Cuando quiso ser enfermero, pese a no tener titulación que lo avalase, presentó un certificado de pago de los derechos de expedición del título universitario, en el que hacía constar que había superado los estudios del título oficial de diplomado. Nada más lejos de la realidad.

El personal del colegio se dio cuenta de que en el documento no constaba el registro nacional y se lo comunicó al acusado, que insistió elaborando un nuevo certificado, simulando, al igual que en el anterior, sellos, firma y marcas de agua. La firma de la directora de la Escuela de Enfermería que aparecía en los certificados de la Universidad de Vigo no había sido realizada por ella y el asunto acabó en el juzgado. Ahora tanto la Fiscalía de Ourense como la acusación particular, que ejerce el colegio, piden penas de prisión de dos años y medio.

Este no es el único asunto por el que tendrá que saldar cuentas ante la justicia este acusado. Su empecinamiento por ser enfermero sin estar habilitado para ello le ha provocado numerosas denuncias y detenciones policiales. Tiene causas penales abiertas por delitos de falsedad, usurpación e intrusismo en localidades como Fuenlabrada, Getafe y Ciudad Lineal, además de en Lugo, provincia en la que llegó a ejercer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aplazado el juicio contra el falso enfermero de Ourense que llegó a ejercer en Lugo