El año de la pandemia dejó en la provincia 2.730 parados más

Las mujeres y los mayores de 45 años fueron los más afectados por la resaca laboral de la crisis sanitaria

Trabajadores de una planta de secado de jamones
Trabajadores de una planta de secado de jamones

lugo / la voz

La pandemia del coronavirus ha desembocado en una crisis económica que ha tenido su reflejo en las listas del paro. La provincia de Lugo cerró el 2020 con 2.730 desempleados más que el año anterior, a pesar de que los Expedientes de regulación temporal de empleo funcionaron como colchón y evitaron que la cifra se disparase. En la actualidad son 6.304 los trabajadores de la provincia que se encuentran en ERTE.

Si el 2019 había bajado el telón con 16.198 desempleados, el año de la pandemia lo hizo con 18.928. Un crecimiento del paro que afectó a todos los sectores productivos, pero especialmente al servicios, del que es más dependiente Lugo. Solo en este ámbito, se contabilizan 2.011 parados más respecto al año anterior. En la agricultura se sumaron a las listas oficiales otros 187 desempleados, en la industria 170 y en la construcción 52.

Evolución de los datos del paro en la provincia de Lugo
Evolución de los datos del paro en la provincia de Lugo

Si analizamos los datos según el sexo, el empleo femenino ha sido el que más ha sufrido en cuanto al crecimiento interanual. En el mes de diciembre del 2019 había en la provincia 8.865 mujeres inscritas en las listas del paro, y un año después la cifra se ha disparado en 1.525 más. En hombres se pasó de 7.333 a 8.538, es decir, un incremento de 1.205.

Por edades, los mayores de 45 son los que más han recibido el golpe. Una vez más. El 2020 bajó el telón con 9.643 hombres y mujeres mayores de 45 años en situación de desempleo, frente a los 8.413 registrados en diciembre del 2019.

Una decena de ayuntamientos redujeron desempleados, Lugo sumó 915

El desempleo no afecta a todos los municipios por igual. De hecho, ha habido algunos en los que incluso se ha reducido, aunque son la excepción. Lugo, como capital de provincia y principal nicho laboral, cerró el año de la pandemia con 915 desempleados más que el 2019, pasando de los 5.742 a los 6.658. En la ciudad amurallada el paro femenino es mucho más acuciante que el masculino, con 3.816 desempleadas frente a 2.842 hombres en situación de paro.

Monforte arrancó el 2021 con 1.359 desempleados (736 mujeres y 623 hombres), lo que supone un incremento anual de 274. En Sarria el año de la pandemia dejó 121 desempleados más, en Vilalba 79, en Burela 113 y en Viveiro 232. Muras duplicó sus desempleados pasando de 11 a 24.

En el lado contrario están los concellos que redujeron paro en el último año: Baleira (3 menos), Baralla (12), Meira (1), A Pastoriza (7), Pedrafita (4), Portomarín (5), Trabada (1), Triacastela (4), Xermade (2).

Antonio Niño (CIG): «Hai sectores hibernando e cun futuro pouco claro»

Para el responsable provincial de la CIG, Antonio Niño, «a crise sanitaria agravou a situación, xa mala de por si polos datos estruturais de desemprego e pola realidade demográfica da provincia». Recuerda que los ERTE mitigaron el paro y que eso «engade incerteza respecto ao futuro. Hai sectores que están hibernando e cun futuro pouco claro». En ese sentido, alerta de que a medio o largo plazo algunas empresas podrían convertirse en zombis. «En moitos casos non vai haber reingresos ou serán coas prestacións reducidas».

Niño pone además el acento en que «a precariedade cada vez avanza máis».

Ángel Tomé (UGT): «Son malos datos, e grazas aos ERTE non son peores»

Sostiene el secretario provincial de UGT, Ángel Tomé, que son «malos datos. Reflicten o parón que sufrimos coa pandemia, e grazas aos ERTE non son peores. Agora hai que manter os ERTE o que sexa necesario ata que se acade unha recuperación real». Bajo su punto de vista, «o único positivo é que a cobertura por desemprego é maior. Hai dous anos estaba no 54 % e agora no 88 %. Moitos máis traballadores teñen algunha prestación», subraya.

Bajo su punto de vista, «fai falla un plan industrial para a provincia. Temos potencial pero o valor engadido extráese fóra, e iso hai que corrixilo».

Jesús Varela (CC.OO.): «A cifra do paro é insostible e inxusta»

Jesús Varela, secretario provincial de CC.OO., apunta que Lugo ha registrado «un incremento do 17,8 % respecto a 2019 que supera en tres puntos a media galega; unha cifra socialmente insostible e inxusta». Añade que el desempleo ha crecido en todos los sectores, no solo en los más ligados al parón sanitario, y subraya que «a provincia non pode permitirse a perda de máis de 2.700 empregos».

«Hai que crear máis e mellor emprego superando a outra lacra do mercado laboral: a precariedade que xa se fixo norma cando 9 de cada 10 contratos asinados son temporais». Pide mantener los ERTE y un plan de recuperación económica y social para la provincia.

El 2020 destruyó 360.000 empleos tras una Navidad fulminada por el covid

ANA BALSEIRO

La crisis dejó 725.000 parados más en España, 24.279 de ellos en Galicia

Tras un mes de noviembre en el que el mercado laboral recuperó los 19 millones de afiliados por primera vez en la pandemia, las esperanzas para apuntalar la reactivación estaban puestas en la campaña de Navidad. Sin embargo, acabó fulminada por las restricciones de actividad y movimiento impuestas para contener el virus, que le dieron la puntilla a la creación de empleo. Las cifras, hechas públicas este martes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, fueron desoladoras. Diciembre, un mes tradicionalmente bueno para el mercado laboral, al encadenar las campañas navideña y de rebajas, truncó seis años de recuperación y despidió un 2020 que destruyó 360.105 puestos de trabajo y engrosó en 724.532 el número de parados, su mayor repunte anual desde el 2009, con la anterior la crisis financiera.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El año de la pandemia dejó en la provincia 2.730 parados más