«Naceu ás dúas da mañá, non houbo tempo para as uvas, pero tampouco nos acordamos delas»

Eire, que significa Irlanda, pesó 2.945 kilogramos y su llegada al mundo no estaba prevista hasta mediados del mes de enero

Eire, la primera lucense del 2021
Eire, la primera lucense del 2021

Lugo / La Voz

Eire llegó al mundo a las 2.16 horas de la madrugada de este viernes en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) y pesó 2.945 kilogramos. El parto empezó este jueves por la mañana y se prolongó hasta entonces, "non houbo nin uvas e nin nos acordamos delas", explican sus padres, Víctor y María Eugenia. Las primeras horas de vida de la pequeña, cuyo nombre significa Irlanda en gaélico, un país que apasiona a los progenitores, "foron esgotadoras". Durmieron poco, y malamente, pero Eire se está portando muy bien, confiesa Víctor. 

Además, los padres de la bebé, de 37 años él y de 40 ella, son primerizos, "polo momento imos saír desta e despois, xa veremos se temos máis. Esperamos que Eire nos anime nun ano tan duro", cuenta Víctor. 

El alumbramiento no estaba previsto hasta mediados del mes de enero y fue el miércoles cuando Víctor y María Eugenia se trasladaron al hospital de Lugo para que ella se sometiese a unas pruebas de monitorización. Sin embargo, la mujer tenía algo de dolor por una pequeña fisura en la bolsa, por lo que desde el miércoles se quedaron ingresados en el centro sanitario. Ayer, a media mañana, le indujeron el parto, que fue "largo e duro". É, de Cospeito y ella, de Ponferrada, residen en Castro de Ribeiras de Lea y esperan poder ir a casa con la mayor brevedad, entre sábado y domingo, para poder empezar a disfrutar de Eire cuanto antes.

En el hospital de Monforte y en el de A Mariña no se registraron alumbramientos hasta el momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Naceu ás dúas da mañá, non houbo tempo para as uvas, pero tampouco nos acordamos delas»