Mano dura de la Policía Local contra las fiestas y los botellones de este Fin de Año desde las tres de la tarde

Las patrullas nocturnas estarán reforzadas para hacer cumplir el toque de queda, y continuarán en la mañana de Año Nuevo


Lugo / La Voz

«O Concello de Lugo e a Policía Local non escatimarán, este Fin de Ano, esforzos nin efectivos para velar polo cumprimento das limitacións impostas pola pandemia». Esta es la conclusión a la que llegaron Jesús Piñeiro, inspector jefe de la Policía Local de Lugo, y la alcaldesa, Lara Méndez, tras la reunión que celebraron en la mañana de este miércoles. El tema principal estaba claro: Cómo se coordinaría la Policía Local de cara a uno de los dispositivos más complicados de los últimos años, la Nochevieja en los tiempos de la pandemia.

El cuerpo pondrá este protocolo en marcha durante tarde y noche de este viernes, y también durante la jornada de Año Nuevo. «Queremos un Lugo seguro para todas e todos. Un obxectivo conxunto, que nos compete a todos como sociedade pero ao que, dende a administración local, contribuiremos fornecendo de ferramentas suficientes para poder garantir que así sexa», afirmó la regidora.

Méndez avanzó que este día 31, la Policía Local reforzará todos los turnos, desde primera hora, pero de forma excepcional los de tarde y madrugada, los momentos que supondrán un mayor desafío para los agentes. «Dende as tres da tarde, extremarase a vixilancia sobre a organización de festas, nas que se controlará de forma especial tanto o lugar escollido para levalas a cabo, que deben ser establecementos autorizados, como o respecto a todas as indicacións trasladadas por Sanidade», explicó.

La regidora quiso destacar también que la policía estará especialmente centrada en evitar los botellones, que se esperan en zonas habituales de esta práctica en la ciudad, como puede ser el Parque de Rosalía o en O Carme, pero también en otros nuevos emplazamientos ya detectados por la Policía Local.

Según la alcaldesa, la franja horaria determinará las labores policiales. A partir de las 01.30 horas, se reforzarán los controles urbanos, centrados en el respeto al toque de queda, indicó Méndez. Este operativo tendrá continuidad durante el día de mañana, cuando se supervisará que no se infringe la normativa con relación a la hostelería, teniendo en cuenta que los establecimientos no podrán abrir antes de las once de la mañana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Mano dura de la Policía Local contra las fiestas y los botellones de este Fin de Año desde las tres de la tarde