El reto de Lugo: actualizar en doce meses los trece contratos caducados

Tras años con numerosos servicios prorrogados, están en marcha nueve adjudicaciones

El de mantenimiento de las zonas verdes es uno de los contratos que están caducados
El de mantenimiento de las zonas verdes es uno de los contratos que están caducados

LUGO / LA VOZ

El debate del estado del Concello, celebrado la semana pasada, dejó sobre la mesa una promesa de la alcaldesa, Lara Méndez. «Hoxe, neste pleno, comprométome a que no 2021 finalizaremos a renovación dos contratos pendentes na súa totalidade». Un compromiso que no es menor, puesto que uno de los lastres que la oposición lleva años afeando al gobierno es precisamente la cantidad de contratos caducados con los que se prestan los servicios del día a día, y el sobrecoste que ello implica. Llegaron a ser 44, según datos del PP, y a día de hoy suman 13, de acuerdo con el gobierno.

La próxima adjudicación del contrato de la basura, que databa del año 1996, resolverá el que posiblemente era el servicio con mayores necesidades. El actual, a pesar de los parches, no está adecuadamente dimensionado y urgía una solución. Esta llegará en forma de 134 millones en una década. El contrato más caro de la historia del municipio.

Pero quedan todavía otros servicios potentes por renovar, empezando por el ciclo del agua, es decir, la gestión de la depuradora y de la potabilizadora. Dos inmensas maquinarias sin las que el ayuntamiento no podría avanzar. El contrato del primero lleva caducado desde marzo del 2012 y el del segundo desde noviembre de ese mismo año. Es decir, ocho años con una gestión prorrogada. Este, tras el contrato de la basura, es probablemente el más caro de las cuentas del ayuntamiento.

Desde julio del 2013 está caducado el mantenimiento del alumbrado público, mientras que el de zonas verdes está prorrogado desde marzo del 2017. El de la telefonía móvil finalizó el pasado 24 de enero, mientras que el de apertura y vigilancia del auditorio lleva prorrogado desde junio del 2018.

Otros contratos pendientes de sacarse de nuevo a adjudicación son el de la Casa das Linguas, el de suministros de alimentación y limpieza para el Fogar do transeúnte, el mantenimiento del sistema de gestión municipal, la apertura y vigilancia del Centro de novas tecnoloxías, el mantenimiento del sistema de control del tráfico, la vigilancia en el parque de A Milagrosa, y la limpieza de los colegios y dependencias municipales.

Nueve, ya en marcha

El compromiso de Méndez de renovar los 13 contratos en el plazo de doce meses sería una temeridad si no fuese porque más de la mitad ya están en proceso de adjudicación. Es el caso de la basura y la limpieza urbana, pendiente de que se resuelvan los recursos de las candidatas excluidas, antes de su adjudicación. El de los suministros del Fogar do transeúnte está a punto de adjudicarse, y lo mismo sucede con el de la limpieza viaria, la apertura del auditorio, el mantenimiento de la gestión municipal, la vigilancia de novas tecnoloxías, el mantenimiento del control del tráfico, la limpieza de colegios y dependencias municipales, así como la vigilancia del parque de A Milagrosa.

Los que están más verdes son el de telefonía, la Casa das linguas, el mantenimiento de las zonas verdes y la gestión del ciclo del agua, un contrato que dada su envergadura exigirá un pliego más complejo.

Lo que opina la oposición

«Levamos moitos anos denunciando esta situación. O goberno de Lara Méndez chegou a ter 44 contratos caducados, o triplo que cando asumiu o mandato. Denunciamos esa desidia e ese abandono contractual e fixemos varias propostas para que todos os contratos se liciten con transparencia e garantías», apuntó el concejal popular Antonio Ameijide.

En la misma línea se pronuncia Olga Louzao, de Cs, que recuerda que «este año superaremos con creces los 20 millones pagados con reparo de legalidad como consecuencia de la inacción del gobierno. No tiene voluntad política para solucionar este problema que genera un coste enorme a las arcas municipales en concepto de intereses (más de 100.000 euros anuales solo en el servicio de recogida de basuras)».

Lugo pagó 28 millones en facturas con reparos de legalidad

lorena g.c.

El PP denuncia que durante el pasado año el gobierno autorizó por este sistema abonos por un tercio del presupuesto

A lo largo del ejercicio 2019 el Concello de Lugo autorizó el pago de facturas por valor de 27.911.883 euros que incluían reparos de legalidad. Así lo denuncia el Partido Popular, que define como nefasta la planificación económica del gobierno de Lara Méndez, que desde junio forma tándem con Rubén Arroxo.

Tal y como recogen los informes de intervención municipal, las facturas abonadas con reparos derivan sobre todo de la prestación de servicios que tienen contratos caducados, o por tratarse de contratos menores que no tienen esta justificación ni por su condición, ni por su naturaleza, ni por la periodicidad, ni por la cuantía acumulada, defienden desde el PP.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El reto de Lugo: actualizar en doce meses los trece contratos caducados