Diego Epifanio: «Estamos en un buen momento, pero no creo que seamos favoritos»

El técnico del Leche Río Breogán analiza la situación del equipo que es líder en plena lucha por recuperar su lugar en la mejor liga de Europa

Diego Epifanio, entrenador del Leche Río Breogán
Diego Epifanio, entrenador del Leche Río Breogán

Lugo / La Voz

Sin revuelos. Sin medias tintas. Sin cortes. Así es Diego Epifanio (Burgos, 1978). Un tipo «honesto», según él mismo dice. No le gustan los alardes y la crispación, sobre todo la de las redes sociales, las cuales abandonó casi antes de empezar. Un joven técnico, pero que ya goza de una experiencia envidiable, y que llegó a Lugo hace dos veranos con un único objetivo, el que lleva persiguiendo adónde quiera que vaya: el éxito.

-¿Qué falló la temporada pasada para que no se terminase consiguiendo el objetivo?

-La verdad, no lo sé. Tampoco diría que algo «falló». Simplemente, no se pudo acabar la temporada con normalidad. Parece evidente, pero es que fue algo extraordinario. No creo que se pueda juzgar la temporada pasada así a la ligera. Es como si no tienes la oportunidad de hacer los exámenes finales en el instituto. No se sabe cómo hubiera acabado.

—Tras haber vencido ya a Coruña, Valladolid y COB, tres de los mejores de la liga, ¿es el Breogán el gran favorito ahora?

—No creo que seamos favoritos. Dos de esos partidos los hemos ganado en casa. Esto es muy largo y todavía no hemos conseguido casi nada. Estamos contentos, claro, porque estas victorias pueden valer mucho en una liga con este formato, pero lo que realmente quiero es que mis jugadores aprendan no solo de las derrotas, que es lo que se dice siempre, sino también de las victorias.

 -Se ha movido el club este año en el apartado de fichajes. ¿Cómo valora la composición final de la plantilla?

—Hay que tener en cuenta de que este año ha sido una locura a nivel deportivo, pero también empresarial y económico. Directiva y cuerpo técnico decidimos que íbamos a tener una plantilla de 10 jugadores fijos y algunos extras. Y eso lo hemos conseguido, que ya es bastante viendo como está el mercado y el resto de equipos. Queríamos tener una plantilla polivalente, completa, y de jugadores que ya conociesen la liga. Dentro de los recursos limitados que teníamos, pienso que hemos creado un grupo muy válido en lo técnico y también en lo humano, que es clave. El cómputo global es muy positivo, sí.

 -¿Cuál es su plan de juego ideal para esta temporada?

-Creo que un entrenador debe tener una idea de juego, pero también debe saber adaptar esa idea a los jugadores que tiene. A mí me gustan los equipos que generan desde los interiores, por ejemplo. Siempre pido sacrificio defensivo a todos los jugadores, claro, porque sin eso no hay nada que hacer. Al final, el baloncesto no es matemáticas, así que lo que queremos es que los jugadores se sientan cómodos, se adapten y creen una sinergia en la pista. En ataque, me gustaría poder correr, que se lo pasaran bien y que arriesgasen en fase ofensiva, pero para eso hay que tener los conceptos muy claros.

-¿Tiene un quinteto titular fijo?

-Es que hoy en día no tiene sentido hablar de titulares y suplentes. Muchos días, sale un jugador de inicio, pero termina jugando más minutos el que entra de suplente. Así que yo le quito importancia a este tema, la verdad.

-Hablando de dos incorporaciones: Kevin Larsen comentó en una entrevista con La Voz de Galicia que él y Seydou serían «imparables» como pareja interior. ¿Planea darles más minutos juntos?

-Podría ser. Depende de muchas cosas. Primero, tienen que demostrar poco a poco que pueden rendir bajo ese esquema. Si le damos mucha importancia a nuestros jugadores interiores, tenemos que asegurarnos de que rindan en los dos aros. Kevin está acostumbrado a defender a pívots, así que tendría que adaptarse a defender a un ‘4' que le saque de la pintura continuamente. Claro que tienen la calidad para jugar juntos, pero depende de muchos factores.

-Ya tiene un ascenso en su palmarés...

-Perdona (interrumpe), pero tengo cuatro, en realidad. Tranquilo, sé por dónde ibas.

-Sí, claro. Me refería como primer entrenador, además de las tres como segundo.

-Me gusta darle importancia a todas, porque creo que a veces parece que solo cuentan si eres primer entrenador. La labor del cuerpo técnico al completo es vital, y todos comparten mérito.

-¿Qué diferencia hay para un entrenador en el salto de LEB a ACB?

-Sobre todo, la rapidez en la toma de decisiones. También en el físico, la calidad, el nivel medio de las plantillas... Al final el baloncesto es baloncesto, pero sí que hay detalles que marcan diferencias.

-¿Es más importante la gestión del vestuario o el conocimiento puramente baloncestístico?

-Nadie llega a entrenar profesionalmente sin saber de baloncesto, pero es cierto que gestionar las diferentes personalidades es algo clave en un equipo.

-¿Cómo ve la organización de la liga esta temporada? La competición, la forma de ascenso, los dos grupos, los protocolos anticovid...

-Lo que me llama la atención es que todavía no entendemos del todo cómo funcionará. Ni si compensa más reservarse para la fase final o darlo todo en temporada regular. Hay muchas incógnitas aún.

-¿Qué disfruta más, la NBA o las competiciones europeas?

-Veo mucha Euroliga, ACB y LEB. Más que NBA. Aunque en ningún caso la desprecio, de hecho antes la seguía mucho.

-¿Qué características destacaría de los jugadores del Breo?

-La experiencia de Salvar Arco y la personalidad de Seydou.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Diego Epifanio: «Estamos en un buen momento, pero no creo que seamos favoritos»