Ana Goy: «San Fernando está lanzando un mensaje de socorro porque se está cayendo»

La catedrática del campus de Lugo y responsable de Icomos en Galicia pide que el histórico cuartel tenga un uso para evitar su continuo deterioro y señala que el proyecto de museo de la romanización sería el adecuado

Patio del cuartel de San Fernando
Patio del cuartel de San Fernando

lugo / la voz

La catedrática de Historia da Arte de la USC y profesora del campus de Lugo, Ana Goy, habla muy claro sobre el cuartel de San Fernando: «Está lanzando un mensaje de socorro, se está cayendo». La responsable en Galicia de Icomos considera que es urgente darle un uso a este BIC, pero a la vez advierte que tendrá que adecuarse a las características específicas que hace de este edificio un bien singular y único en España.

En los últimos años, tras descartarse el auditorio, se inició un debate social y político, en el que gran parte de la sociedad y el gobierno local defendía el museo de la romanización en las instalaciones del cuartel, mientras que desde algunas fuerzas políticas se lanzó la propuesta de hacer un colegio y desde la Xunta, un parador de turismo.

Goy —que ofreció una conferencia invitada por la Cohors y el Concello— no rehuyó el debate: «Las propuestas que se han dicho tienen que hacerse con mucho cuidado para no dañar a un edificio que es BIC y pegado a otro que es Patrimonio de la Humanidad. Se pueden pensar ideas maravillosas, pero en el interior del cuartel hay unas salas de enfermería del siglo XVIII que fueron pensadas para una funcionalidad y por eso es un edificio especial y único en España».

La catedrática de la USC recuerda que San Fernando no está protegido «por su fachada o por su patio, si no por contar con unas salas de enfermería que son la sustancia del edificio, y cualquier intervención tiene que respetar estas dependencias».

Las salas de enfermería del cuartel son el elemento que lo hace más singular y que debería preservarse en cualquier intervención del edificio
Las salas de enfermería del cuartel son el elemento que lo hace más singular y que debería preservarse en cualquier intervención del edificio

En este sentido, Goy apuntó que el rechazo del proyecto del auditorio en San Fernando, «que era interesantísimo», no se pudo llevar a cabo precisamente porque rompía el elemento principal del cuartel, las salas de enfermería. Eso sí, la catedrática del campus señala que el edificio tenga tanta protección no significa que no se pueda intervenir en el.

«No podemos convertir el patrimonio en un fósil, eso va en contra de la supervivencia y conservación de los edificios históricos»

En este sentido, urge a que las Administraciones actúen rápidamente para evitar su deterioro: «Mientras tuvo uso y era caja de reclutamiento, pasa igual que en una casa, hubo mantenimiento, pero si nos ponemos a discutir qué hacemos con el, lo que estamos es aumentando su deterioro».

Exterior del cuartel de San Fernando
Exterior del cuartel de San Fernando

Sobre qué uso debería tener el cuartel, Ana Goy recuerda que hay un proyecto, «pagado con fondos públicos», para convertirlo en el museo de la romanización de Galicia, «y que además tiene el visto bueno de Icomos porque conserva las estructuras». Goy señala que no se trata solo de que su funcionamiento vaya parejo al respeto del monumento: «Nosotros hablamos del concepto de decoro, como por ejemplo sucede cuando se instalan hoteles en los monasterios, ya que estos edificios cumplieron durante siglos la función de asistencia y hospedería. En San Fernando, aunque se respetasen sus estructuras, no se debería hacer, por ejemplo, una discoteca».

El debate económico

Por otra parte, Ana Goy considera que las Administraciones deben reaccionar con rapidez pero a la vez con propuestas serias y pensar qué quieren hacer con San Fernando: «Hay maravillosas infraestructuras construidas para la cultura pero que no se rentabilizan, por ello antes de meter tanto dinero en San Fernando se debe justificar y estudiar la inversión y pensar qué beneficios vamos a conseguir».

La catedrática de Historia da Arte y responsable de Icomos en Galicia, Ana Goy
La catedrática de Historia da Arte y responsable de Icomos en Galicia, Ana Goy

«Es el único edificio de inválidos que hicieron los Borbones que se conserva en España»

La historia del Cuartel de San Fernando se inicia en enero de 1779 en el Palacio del Pardo, siendo rey Carlos III y ministro de la Guerra el Conde de Ricla. Ambos, en colaboración con el arquitecto mayor de las obras reales, Francisco Sabatini, deciden erigir en Lugo un cuartel para atender a los inválidos del Ejército. Por la documentación que se conserva el proyecto elaborado por el ingeniero militar Bartolomé Amphoux, contemplaba la construcción de un cuartel que permitiría albergar a seis compañías de inválidos y un batallón de infantería (un total aproximado de 1.240 hombres).

Este edificio tiene categoría de BIC desde el 2009 y se trata, explica Goy, «del único de los cuatro que proyectaron los Borbones para inválidos que se conserva en España». Los otros tres, desaparecidos, fueron los de Toro, el castillo de San Felipe en Xátiva y el de Sevilla. Goy, además de destacar las salas de enfermería y de que es un inmueble único en el país, resalta la cubierta: «La estructura del tejado, del siglo XVIII, es preciosa, con esas cerchas tan estupendas».

«Maltrato a mujeres y saqueos»

Además de la función de atención de inválidos e inhábiles, el cuartel, cuando la Armada se instaló en Ferrol, tuvo que acoger a las tropas que conectaban la Corte . Desde el Concello de Lugo se presentaron escritos de protesta al Rey y al Capitán General de Galicia «por los actos de pillaje, saqueo y maltrato a mujeres de los soldados cuando se quedaban en fondas o casas particulares».

Lugo necesita un museo romano en el cuartel de San Fernando

suso varela

Historiadores, arqueólogos y arquitectos opinan sobre un centro de la romanización y el lugar para ubicarlo

Se cumplen diez años del acuerdo entre la Xunta del bipartito y el Concello para trasladar el auditorio del cuartel de San Fernando a Magoi ?desechando la propuesta ganada en concurso por Marcos Parga pero que tuvo reparos por parte de Icomos? y de crear en el cuartel un museo de la romanización, propuesta que ya había sido comprometida por la Xunta cuando gobernaba Fraga y Pérez Varela dirigía Cultura. Las quejas de la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, por el retraso en la creación del museo romano en San Fernando y la contestación del delegado de la Xunta, José Manuel Balseiro, de que había en Lugo demasiados museos y recordándole al Concello que tiene el MIHL para utilizar, ha vuelto a abrir un eterno debate, uno más en esta ciudad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Ana Goy: «San Fernando está lanzando un mensaje de socorro porque se está cayendo»