Así será el nuevo canil del casco histórico de Lugo

Se priorizarán los materiales naturales para todas estas nuevas obras


Lugo / La Voz

Este martes, dieron comienzo las obras de reforma y modernización del área para mascotas ubicada en el Carril de las Estantigas, entre las calles Montevideo y Rúa Nueva y la Muralla. El Ayuntamiento de Lugo destinará 48.158 euros, según avanzó la alcaldesa, Lara Méndez, quien subrayó que, «con este proyecto, queremos dar respuesta a las diferentes peticiones que nos han trasladado los usuarios y usuarias de este canil municipal, mejorando las instalaciones para hacerlas más cómodas, confortables y seguras, garantizando, asimismo, el bienestar animal».

La regidora, que estuvo acompañada por los ediles de Medio Ambiente, Álvaro Santos, y de Urbanismo, Miguel Couto, recordó que «esta área fue construida en el año 2008 en una zona arbolada, amplia y limpia, adecuada para el paseo y juego de perros. Con todo, necesitaba una renovación para atender las demandas actuales de los propietarios de mascotas, por lo que en la elaboración del proyecto se tuvieron en cuenta sus consideraciones».

De este modo, las actuaciones que se llevarán a cabo serán las siguientes: Eliminación de setos en las zonas que impidan la total visibilidad y que no cuenten con pavimento adecuado para perros, y la construcción de un recinto previo a la actual entrada, que permita la visibilidad. El canil garantizará la seguridad mediante la instalación de doble puerta, con cierre seguro automático, pestillo y resorte hidráulico. Además, asegurará la limpieza del recinto, con la retirada de las papeleras e instalación de contenedores de residuos orgánicos y plásticos. Se incluirá, además, una zona de limpieza animal, con acceso propio a un área de lavado y cepillado caninos.

El recinto tendrá un pavimento de piedra, para facilitar la limpieza y desinfección por parte de los servicios municipales. Se instalará un área de estancia para los usuarios del canil mediante una estructura de madera, tipo parklet. Se procederá al relevo de los bancos existentes por otros cubiertos en su parte inferior, para evitar que los perros resulten heridos. Se propondrá la colocación de los nuevos bancos a los lados del paseo, para que no interfieran en las zonas de juego animal. Se prevé una ampliación de la zona de jabre, un pavimento blando de tipo árido, que abarcará la práctica totalidad del recinto. Se conservará, además, una pequeña zona verde en la zona oeste, más sombría y en contacto con árboles como cipreses, donde el mantenimiento y limpieza del jabre sea más complicado; y alrededor de la marquesina de protección ante la lluvia.

En todas las actuaciones se priorizará la utilización de materiales naturales (madera, jabre, piedra), y se utilizarán diseños respetuosos con el entorno patrimonial, como el del paseo interior de la Muralla. Finalmente, se colocarán dos puertas que permitan el acceso a este paseo interior, de tal manera que se facilite el mantenimiento de los jardines de la dicha zona.

Las obras cuentan con un plazo máximo de ejecución de cuatro semanas, por lo que estarán finalizadas antes de que termine el año, según el Concello. La empresa encargada de llevarlas a cabo será Calfensa, ya que «presentó la propuesta económica más baja».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Así será el nuevo canil del casco histórico de Lugo