El Lugo obra otro milagro y vence al Albacete (1-0)

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

El partido estuvo marcado por la inexplicable expulsión de Campabadal
El partido estuvo marcado por la inexplicable expulsión de Campabadal Óscar Cela

Los de Mehdi Nafti vuelven a ganar tras un partido infernal, en el que estuvieron con uno menos desde la inexplicable expulsión de Campabadal

14 nov 2020 . Actualizado a las 21:30 h.

El Lugo volvió a obrar una gesta abrumadora y se llevó los tres puntos en un partido que jugó con uno menos toda la segunda parte. Los de Nafti se colocan en puestos de playoff de forma provisional y continúan con la racha de grandes resultados que les han hecho ganarse el respeto de toda la liga.

Ambos equipos arrancaron el partido con respeto hacia el contrario, sabiendo que ambos buscaban unos puntos muy valiosos. El Lugo intentaba llevar la iniciativa, pero los jugadores entraron al campo fríos y varios errores en controles y en pases fáciles impedían que el juego fluyera con naturalidad. No bajaba la guardia el Albacete, que apenas llegaba al tercio final del campo, pero esperaba al Lugo en un bloque bajo muy junto, aguardando un error de los locales mientras evitaban cometer uno ellos mismos.

En la primera que tuvieron los de López Garai, una pérdida del Lugo en campo propio, tras un resbalón de Canella, originó una ocasión clara en contra. Álvaro Jiménez se introdujo en el área y chocó con Diego Alende, cayendo al suelo. Cuando el Lugo se temía lo peor, el colegiado señaló falta en ataque del extremo albaceteño. Las protestas airadas de los visitantes terminaron con la expulsión de un miembro del cuerpo técnico. El Albacete ahora tenía más el balón, y lo controlaba en campo del Lugo.

De todas formas, lo peor estaba a punto de llegar. Se le hizo de noche al Lugo en el minuto 40. En un control largo de Edu Campabadal, el lateral golpeó a Fran García, de forma muy leve, tras robarle el balón. Vicandi Garrido le mostró la tarjeta roja. La estupefacción inundó el Ángel Carro, ya que ni los jugadores del Lugo ni quienes estaban en la grada se podían creer lo que acababan de ver. Hasta los jugadores del Albacete estaban sorprendidos. Tras tres minutos de revisar el VAR, y ver la imagen donde se aprecia claramente que no había justificación para mantener la expulsión, los auxiliares del colegiado ratificaron al vasco. Inexplicablemente, Campabadal dejó a su equipo con diez antes del descanso. En pleno shock -y con una ocasión del Albacete de por medio-, ambos conjuntos se marcharon al descanso.

Salió el Albacete del vestuario con ganas de aprovechar la ventaja numérica. El Lugo intentaba resistir, pero los de López Garai llegaban con facilidad y construían cómodamente en tres cuartos de campo. Se desperezaba el Lugo a partir del minuto 60, intentando escapar de la presión albaceteña mediante balones al espacio. Nafti observó esta tendencia en su equipo, e introdujo a dos jugadores de ataque en el campo. Entraron Chris Ramos y Manu Barreiro en lugar de Carrillo y Hugo Rama, dándole aire fresco al equipo.

Un cambio obró el milagro

Unos minutos más tarde, el canario Ramos empezó a hacer estragos en la defensa rival. En su primer contraataque, eligió cederle el balón a Herrera, que llegaba solo. El pase fue impreciso y el segundo no pudo encarar portería. El pase atrás derivó en un gran golpeo de Juanpe, que llegaba en segunda línea, pero su disparo terminó en la espalda de un rival. Repitió la escena en la siguiente jugada. Le puso un centro medido, de nuevo, a Herrera, pero el central de los manchegos cortó en el último segundo. El cambio de Ramos, vital para los lucenses, y el partido, más abierto que nunca. Aunque pareciese imposible, el extremo sacó fuerzas de flaqueza. Encaró una vez más a la defensa rival y fue derribado dentro del área. El colegiado señaló penalti y el Ángel Carro estalló. Cuando peor lo tenían, apareció el revulsivo. Manu Barreiro agarró la pelota, respiró profundamente y no falló. Minuto 85, uno a cero y la moral por las nubes. Los lucenses obtenían su premio. En los últimos instantes, los locales aguantaron como siempre han hecho y se llevaron los tres puntos. De nuevo, una gesta heroica de los pupilos de Nafti. Buscarán la próxima el viernes ante el Alcorcón.

Lugo: Cantero; Canella, Alende, Venâncio, Campabadal; Xavi Torres, Pita; Hugo Rama, Juanpe, Herrera; Carrillo.

Albacete: Nadal; Fran García, Kecojevic, Gorosito, Benito; Diamanka, Azamoum; Peña, Fuster, Jiménez; Ortuño

Iriome: «Cuando las cosas van bien, todo te parece mucho más fácil»

André S. Zapata

A Iriome González (Icod de los Vinos, Santa Cruz de Tenerife, 1987) le está pasando lo que todos los jóvenes han experimentado alguna vez en su vida. Para su desgracia, le ha tocado ver como sus amigos se lo pasan genial en una fiesta a la que él no ha podido acudir. Desde la distancia, tiene que conformarse con observar cómo otros disfrutan del momento, contando los días que quedan para unirse a ellos y sentir esa alegría que desprenden. En este caso, el canario no ha podido estar junto a sus compañeros las últimas semanas debido a una lesión en la parte anterior del muslo, que le ha tenido apartado de los terrenos de juego de forma casi total desde el encuentro ante el Leganés. Ahora, afronta la recta final de su recuperación con ganas de llegar lo antes posible a la «fiesta» del Lugo.

Seguir leyendo