Así viven los cachorros de Alma, felices con sus familias y dispersos por España

Los seis animales tienen ya un año y en diciembre se cumplen 365 días desde que la perra fue brutalmente asesinada en Chantada

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Temis, Cíes, Doa, Kenai, Alma y Kinder
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Temis, Cíes, Doa, Kenai, Alma y Kinder

Lugo / La Voz

Los seis cachorros de Alma cumplen hoy un año y sus vidas han cambiado radicalmente desde entonces. De Mallorca a Abadín, los animales crecen rodeados de familias que han sido escogidas con mucha precisión para garantizar así los mejores cuidados. Los perros suman 365 días de vida, pero en unas semanas, a principios de diciembre, se cumplirá un año desde que Alma recibió el disparo de un cazador de Chantada que la arrastró por un camino, atada por el cuello con una cuerda, en la localidad de Soilán do Monte. A pesar de la atención veterinaria que recibió, murió como consecuencia de las heridas unos días después. Alma fue apaleada después de dar a luz a sus seis cachorros y varios testigos que vieron la agresión no dudaron en grabar los brutales hechos para denunciar lo acontecido. El suceso tuvo tal repercusión que saltó a todos los medios de comunicación nacionales.

Tamara fue la casa de acogida de estos seis cachorros y se encargó también de contactar con las familias que estaban interesadas en adoptarlos. Recibió un aluvión de peticiones de toda España por tratarse de un caso tan mediático, pero ella quiso asegurarse que las adopciones eran responsables. «Es importante que el caso de Alma no caiga en el olvido porque desgraciadamente, hay muchos más, pero no siempre salen en los periódicos. Viendo el futuro de los cachorros siento que ante casos de maltrato no podemos mirar para otro lado. Es posible cambiar el futuro de los animales», recuerda Tamara que, además, en los próximos días publicará un vídeo en la página de Facebook Con Alma y Corazón, creada por la joven hace ya un año. En todo este tiempo, Tamara actualizó aquí la evolución, crecimiento y trastadas de los cachorros en sus nuevas casas.

Nuevas vidas, nuevos lugares

Los seis animales han ido a parar a distintas zonas de Galicia y también de España. Ahora viven en Foz, Mallorca, Abadín, Lugo y Vilalba. Y estas son sus historias. Doa está en Foz y fue una de las últimas en irse. La familia que la adoptó tenía otra perra con cáncer, «fue el alma para levantar a esa familia y a los niños. Lo que dicen es que Doa llegó para llenarlo todo de alegría», explica Tamara. Alma, que lleva el nombre de su madre, está en Mallorca y su dueña viajó desde la isla para venir a recogerla y conseguir así que volase en cabina y no entre maletas. Con Tamara forjó una amistad que dura hasta hoy y es que ahora, tal y como explican, son familia. «Pronto iré a verla», asegura. Kenai está en Abadín y se ha hecho inseparable de otro perro muy mayor que tiene su familia adoptiva. Son inseparables. Temis, con un carácter excepcional, está en Lugo con un gran amante de los animales que, además, siempre está dispuesto a ser casa de acogida. Cíes destaca por su inteligencia y está con una familia lucense que tiene dos perros más. «Crece entre mimos y cariño. Además, la están educando muy bien», explica Tamara orgullosa. Kinder está en Vilalba, en una casa en la que goza de todo el espacio que necesita. «Lo veo de vez en cuando y lo quiero muchísimo porque de pequeño estuvo muy malito y me centré mucho en cuidarlo», añade la joven.

El supuesto agresor está imputado por maltrato animal, pero aún no hay sentencia firme

El proceso judicial contra el supuesto asesino de Alma continúa abierto. El cazador está imputado por maltrato animal. Le prohibieron tener perros u otro tipo de animales y le sacaron la licencia de armas. Grupos animalistas de toda España se personaron como acusación particular.

En uno de los juicios, el acusado alegó que mató a Alma porque era un peligro para el tráfico y que le disparó «porque se metía en la carretera». También declaró el veterinario que atendió a Alma y los testigos que grabaron al cazador mientras arrastraba a la perra malherida por la carretera.

Este caso tan mediático derivó también en varias manifestaciones, una de ellas en Lugo, donde cientos de personas salieron a la calle para exigir el endurecimiento de las penas por maltrato animal. Además, se llevó a cabo una recogida de firmas para pedir cárcel para este cazador, con cientos de miles de participantes.

El caso de Alma provocó un sentimiento de rabia generalizada y llegó al Senado de la mano de una representante de En Común Podem.

¿Cómo se llaman los cachorros de Alma?

María Guntín

Una lleva el nombre de su madre y los animales ya han dejado atrás el biberón para empezar con el pienso de iniciación

Los seis cachorros de Alma, la perra maltratada de Chantada que falleció tras el disparo de un cazador, ya tienen nombre. Han crecido mucho en apenas unas semanas y continúan en su casa de acogida. En breve empezarán a ser adoptados y llegarán a sus nuevos hogares. Por el momento, la mujer que se hace cargo de los animales —y que prefiere no salir reflejada puesto que sufrió una oleada de acoso a través de las redes sociales cuando se hizo público que era ella la que iba a acoger a los cachorros— ya ha decidido los nombres de los perros de Alma. Una llevará el nombre de su madre y los otros se llaman Kinder, Kenai, Temis, Cíes, y Doa. Kinder dio positivo en Parvovirus el día 11 de diciembre y todos los cachorros fueron trasladados al Rof Codina por prevención. Recibieron el alta el día 20 y ya están en casa.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Así viven los cachorros de Alma, felices con sus familias y dispersos por España