El Camino de Invierno se estrena en el año jacobeo más difícil

A dos meses del 2021, esta ruta aún no tiene ningún albergue público

Voluntarios de una asociación de amigos del Camino de Invierno pinta flechas amarillas a su paso por Monforte
Voluntarios de una asociación de amigos del Camino de Invierno pinta flechas amarillas a su paso por Monforte

Monforte / la voz

El Camino de Invierno se acerca a su primer año jacobeo desde su reconocimiento como una más de las rutas oficiales de peregrinación a Santiago. Y la ocasión le llega en un momento complicado, con los peregrinos desaparecidos por culpa de la pandemia de coronavirus y con sus infraestructuras todavía en pañales. En los próximos días, la Xunta empezará a trabajar en el acondicionamiento y señalización de sus 200 kilómetros de recorrido. También parecen inminentes las obras de construcción del que será su primer albergue público.

La Consellería de Cultura había puesto en marcha en el 2015 un plan de preparación del Xacobeo 2021 que incluía obras en las diferentes rutas y promoción específica por años para cada una de ellas. Con la única excepción del Camino Francés, que no necesita promoción, todas las demás iban a tener su propia campaña en los años que en aquel momento quedaban para que llegase el próximo jacobeo. Al Camino de Invierno y a la denominada ruta marítima, por la que la tradición religiosa dice que fue trasladado el cuerpo del Apóstol hasta Santiago tras su martirio en Jerusalén, les fueron asignados el 2020 como año promocional.

Hace cinco años no parecía mala opción para el Camino de Invierno recibir promoción el año previo al 2021, pero la pandemia lo ha trastocado todo. Este año solo ha habido peregrinos en el primer trimestre y durante los meses de verano. Y muchos menos de lo habitual, porque los viajes internacionales han caído a mínimos y los peregrinos extranjeros son un porcentaje importante del total.

El coronavirus ha frenado también iniciativas privadas incipientes que pretendían aprovechar también en el Camino de Invierno el tirón del Xacobeo 2021. En Monforte, por ejemplo, estaba prevista para la pasada Semana Santa la apertura del primer albergue de esta localidad. El estado de alarma llegó justo cuando los promotores se disponían a estrenarlo. No han abandonado el proyecto, entre otras cosas porque el edificio está construido y listo para empezar a alojar viajeros, pero no van a poder abrir hasta el 2021. Y ya se verá cuándo exactamente.

A punto de empezar las obras que transformarán el palacio de Diomondi

Las asociaciones de amigos del Camino de Invierno y los propios peregrinos se quejan de la falta de infraestructura hotelera adecuada en las comarcas por las que pasa esta ruta. No es solo que haya tramos enteros sin albergue, es que no hay ni uso solo de carácter público en todo su itinerario y que localidades como Monforte no tiene ninguno. La Xunta tiene en proyecto construir dos, uno en O Saviñao y el otro en Rodeiro.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que esta semana se desplazó a Chantada para anunciar el inicio inminente del acondicionamiento y la mejora de la señalización del Camino de Invierno, añadió que las obras del albergue de O Saviñao están también a punto de empezar. Estará en la antigua casa rectoral de la parroquia de Diomondi, un edificio usado en la Edad Media como palacio obispal.

Más este mes de agosto, a pesar de todo

Es el recién llegado, así que no resulta raro que el Camino de Invierno sea también el menos transitado de todas las rutas jacobeas. Las estadísticas oficiales de la oficina del peregrino, el servicio del arzobispado de Santiago que sella las credenciales a los peregrinos, revelan que la utilización del Camino de Invierno desde el reconocimiento oficial del 2016 crece, pero sigue siendo muy minoritario. Eso sí, las asociaciones que trabajan por la promoción de esta ruta sostienen que el uso real es muy superior al que dicen estas estadísticas.

El último informe anual completo del arzobispado, el del 2019, dice que menos del 1% de todos los peregrinos que llegan a Santiago y sellan la Compostela declaran haber hecho el recorrido a través del Camino de Invierno. De acuerdo con estos datos, durante el 2019 fueron algo más de 1.000 los peregrinos que recorrieron esta ruta.

En cuanto a este año, todas las rutas jacobeas han visto caer drásticamente su actividad y sus cifras de peregrinos son tan bajas que no admiten comparación con ningún otro año. En todo caso, hay datos curiosos referentes al Camino de Invierno. En la oficina del peregrino aseguran que este mes de agosto llegaron más peregrinos por esta ruta que en el mismo mes del año pasado. Fueron 135 contra 103. El balance completo de los tres meses de verano ofrece menos sorpresas. este año fueron 284 y en el 2019 habían sido 410.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Camino de Invierno se estrena en el año jacobeo más difícil