El Gobierno prioriza acabar la autovía Lugo-Santiago y aparca la de Ourense y la de A Mariña

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

Valle del río Pambre donde se construye el viaducto de un kilómetro de la A-54, en Palas de Rei
Valle del río Pambre donde se construye el viaducto de un kilómetro de la A-54, en Palas de Rei ALBERTO LOPEZ

Los presupuestos del Estado fijan para el 2022 el final de las obras de la nueva carretera a Compostela

28 oct 2020 . Actualizado a las 20:43 h.

Pocas sorpresas en las inversiones en nuevas carreteras en la provincia de Lugo -salvo la escasa cuantía que se le asigna a la A-74 de A Mariña- en el proyecto de presupuestos del Estado que presentó ayer el Gobierno en el Congreso. Por lo que se puede ver en el papel el Ministerio de Transportes prioriza de manera clara el final de la autovía de Lugo a Santiago, asignando para el próximo año los algo más de 33 millones de euros que faltan por ejecutar del tramo entre Palas de Rei y Melide, y aportando 36 millones para seguir con las obras de Melide a Arzúa. Este tramo, según el proyecto de presupuestos, y tal y como se marcó en la adjudicación, terminaría en el 2022, cuando reciba los 24,4 millones finales.

Sobre el resto de autovías pendientes en la provincia habrá que seguir esperando. La A-56, de la que se acaba de inaugurar casi nueve kilómetros en Carballedo, seguirá parada en la provincia de Lugo. Tal y como ya explicó este mes el ministerio, esta autovía seguirá su tramitación por la provincia de Ourense, y así en el 2021 recibe 250.000 euros en el primer tramo que parte de la ciudad de las Burgas, y marcando como horizonte el 2024 para terminarlo. Del resto no hay ni rastro, ni siquiera los habituales 50.000 euros que durante la última década el Gobierno de Rajoy -e incluso el proyecto de enero del 2019 que presentó Sánchez y que no salió adelante- se le consignaban a los tramos de esta autovía entre Guntín yA Barrela. Los proyectos de la A-56 en la provincia de Lugo se publicaron en el BOE entre diciembre del 2009 y febrero del 2010. Esos documentos necesitan ahora reformas ya que desde esas fechas se han modificado varias normativas y son obligatorios nuevos informes de impacto ambiental, pero en los presupuestos no se anotan partidas para los nuevos proyectos.

Por no aparecer, ni siquiera salen en las cuentas del Estado los 13,26 millones que llegó a prever el Gobierno de Rajoy para construir un intercambiador que uniese la A-54 con la N-540, y así conectar la autovía de Santiago con la carretera de Ourense y evitar el tránsito por Guntín y por las curvas junto al río Ferreira.

En los trámites de enmiendas se podrían corregir algunos déficits de esta autovía que vertebra el norte y el sur de la provincia y de Galicia. El gobierno de la Diputación (PSOE-BNG) llevó a pleno una propuesta, apoyada por el PP, para instar al Gobierno a que impulse la A-56. Veremos si tiene efecto en el trámite parlamentario.

Sale mal parada la A-74, la autovía que unirá Barreiros con San Cibrao. Y es que en los presupuestos se asignan los simbólicos 100.000 euros para cada uno de los tres tramos, incluido el de San Cibrao-Burela, que en teoría estaría listo para su licitación. Pero quizás lo más inquietante, al igual que ocurre con la A-56, es que no se consigan partidas de previsión futura, generando dudas acerca de si finalmente se acabarán terminando estas autovías.

La otra vía rápida que tendría que atravesar la provincia, según el último plan de infraestructuras del Estado, es la A-76, que uniría Ponferrada con Monforte y Ourense. Esta autovía que vertebraría el sur provincial con la Meseta y con Portugal recibe simbólicos 100.000 euros en algunos tramos entre los límites del Bierzo y Valdeorras y en la eterna circunvalación de Monforte. Tampoco se especifica un horizonte de finalización.

En el proyecto de presupuestos no se especifican partidas para viejos proyectos, como terminar la A-8 entre Guitiriz y Lavacolla, el desdoblamiento de la Ronda Norte de Lugo o la ansiada glorieta de la N-VI con Alfonso X.

Sí hay importantes cantidades, no finalistas, destinadas a la conservación carreteras y mejoras de la seguridad vial.

Tren Alvia saliendo de la estación de Lugo con destino a Ourense-Madrid
Tren Alvia saliendo de la estación de Lugo con destino a Ourense-Madrid OSCAR CELA

Hasta 99 millones para la reforma de la vía Lugo-Monforte-Ourense

La otra gran partida presupuestaria que se esperaba del proyecto que presentó ayer el Gobierno en materia de inversiones en la provincia es la mejora de la línea férrea entre Lugo y Ourense. En el 2021 hasta 99 millones recibirá, en diferentes conceptos, el denominado en los presupuestos como Corredor Noroeste.

La mayor cuantía son 35,4 millones de euros para la renovación de la vía de Lugo a Monforte, y 12,7 entre la ciudad del Cabe y Ourense. Además, hay que incluir 37,8 millones amparados en el programa europeo Red Ten-T, que se diseñó desde la Comisión Europea para conectar los puertos marítimos e interiores con prestaciones de corredores de mercancías. De esta forma, la mejora del trazado entre Lugo y Ourense recibirá fondos de esta red europea.

En el proyecto de presupuestos se hacen estimaciones de inversiones con el horizonte del 2024, lo cual no significa que termine la mejora del trazado ferroviario entre Lugo y Ourense en esa fecha. Así, se pueden ver partidas para la renovación de la línea Lugo-Monforte de 137 millones entre los años 2017 y 2024 y hasta más de 185 millones de euros del citado programa europeo en la misma línea de la provincia de Lugo.

Si a estas cifras se le suman otras inversiones en materiales, mejoras de instalaciones, la Intermodal de Lugo, sistemas de seguridad, en los presupuestos se consigan casi 400 millones hasta el 2024 para el tramo entre Lugo y Monforte.

Por su parte, hasta el 2024 se asignan unos 32 millones en la renovación del trazado de Monforte a Ourense, aunque se habla en otro apartado que el total de la obra sería de 108 millones. Del programa Ten-T recibirá 22 millones hasta el 2024.

Con estas cifras, la necesaria reforma de la línea férrea que unirá a Lugo con el AVE que llegará a Ourense podría ir cogiendo forma, aunque siguen en pie numerosas dudas, como por ejemplo sobre cuándo, cómo y con qué fondos se harán las costosas variantes de Rubián y de Os Peares, o el nuevo túnel de Oural.

Por otra parte, se anotan en varias anualidades, hasta el 2024, casi 7,5 millones de euros para que Renfe adquiera materiales, realice reformas, mejore los sistemas de información o elabore planes de accesibilidad. Y ADIF se encargará de mejoras en estaciones y protección de andenes por un importe de 521.000 euros en el 2021, y unos 2,7 millones entre el 2022 y el 2024. 

Sin noticias de Lugo-A Coruña

En el proyecto de presupuestos del Estado no se hace mención a la reforma o mejora del trazado de Lugo a A Coruña. Desde ADIF tienen claro que la prioridad ahora es mejorar la vía Lugo-Ourense.

La única opción que hay para modernizar la histórica línea con la ciudad herculina es que se incluya en los fondos europeos del corredor atlántico o en algún tipo de fondos estructurales, especialmente ligado a la necesidad de conectar los nuevos puertos de A Coruña y Ferrol con la terminal de mercancías de Lugo y el puerto seco de Monforte, como lanzaderas hacia la Meseta, el norte peninsular y Europa, tal y como defiende y demanda el Eixo Atlántico.

El proyecto de presupuestos sí asigna 2,8 millones para el 2021 para mejorar la vía Monforte-Covas, y consigna 116 millones para el corredor en la provincia de León, por donde tendrían que salir las mercancías y los pasajeros que partan de los puertos y las estaciones de Galicia.

Por otra parte, de la necesaria mejora de la línea de Feve entre Ferrol y Ribadeo no hay partidas finalistas en los presupuestos del Estado para el 2021.

Decidido impulso para la Intermodal y sin noticias de la nueva Comisaría

El proyecto de presupuestos que presentó el Gobierno de Sánchez claramente apuesta por comenzar cuánto antes las obras de la Intermodal de Lugo, que por primera vez aparecen consignadas partidas finalistas y con un horizonte del 2023.

Así, la estación ya recibiría en el 2021 hasta 3,1 millones, dejando el grueso de la inversión para las dos siguientes anualidades, con 19 y 15,8 millones respectivamente, quedando la obra final en casi 36 millones de euros. En los últimos meses tanto ADIF como el Concello se reunieron con la Xunta (que se encargará de la estación de buses, conectada con la de trenes) con el fin de desbloquear los desacuerdos entre las tres partes. Como ya apuntó la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, que se consiga hacer la Intermodal es la mejor garantía de que llegarán trenes a la ciudad. El Gobierno mueve ficha y pone encima de la mesa los millones para ejecutar una obra que a su vez obligaría a cerrar la actual estación de buses.

Por otra parte, en los presupuestos del Estado, como era de esperar, no aparece ninguna partida asignada a la futura Comisaría de Policía. La futura residencia de mayores que construirá la Xunta con los fondos de la Fundación Amancio Ortega ocuparán todo el espacio que inicialmente el gobierno gallego había pensado también para la dotación policial. Pero desde el Gobierno ya recordaron en los dos últimos años que nunca llegaron a tener una propuesta en firme de los citados terrenos y que difícilmente podían preparar un proyecto si no sabían con qué terrenos iban a poder disponer.

Obras del viaducto del río Pambre de la A-54, que tendrá una longitud de un kilómetro

Las históricas autovías de Lugo siguen con dudas

suso varela

Hace veinte años la provincia de Lugo, en materia de infraestructuras viarias, estaba de enhorabuena. Estaba a punto de entrar en funcionamiento la totalidad de la A-6, la autovía que rompía el histórico aislamiento con la Meseta, y comenzaban los trabajos previos para la construcción de la A-8, para unir Lugo con el norte peninsular y Europa. Al mismo tiempo, y raíz del ya enterrado Plan Galicia, que prometió el Gobierno de Aznar a raíz del Prestige, se diseñaron una serie de autovías que permitirían la vertebración de Galicia y la conexión rápida entre las urbes del interior.

Seguir leyendo