¿Quieres adoptar un reptil, cobaya, hámster, conejo o petauro?

La veterinaria y presidenta de la Asociación Galega de Animales Exóticos (AGAE), Sabela Fonseca, explica que hay especies que no se pueden acoger porque están en el catálogo de invasoras

La presidenta de la AGAE con dos animales en adopción
La presidenta de la AGAE con dos animales en adopción

Lugo / La Voz

Sabela Fonseca es veterinaria y bióloga, además de presidenta y cofundadora de la Asociación Galega de Animales Exóticos (AGAE). 

—¿Cómo empezó la entidad?

—Empecé yo sola hace muchos años porque ya estaba en una asociación protectora. Siempre tendía a llevarme a casa los animales que llegaban y que no eran perros o gatos. Entonces, junto con unos compañeros veterinarios, decidimos crear la asociación para gestionar adopciones de exóticos. Y nos dimos de alta hace dos años.

—¿Tienen socios?

—En la directiva somos ocho y por el momento no tenemos socios. Estuvimos un año situándonos y el segundo ha sido de confinamiento. La directiva está formada por veterinarios que están en tres de las cuatro provincias gallegas, por lo que la logística es complicada.

—¿Qué hacen?

—Recogemos animales cedidos por particulares o casos complicados. A veces nos escribe gente que nos dice que tiene alergia, que se va de viaje o que se muda al extranjero. Entonces, nosotros nos hacemos cargo si ellos pagan una tasa, tal y como se hace en las protectoras de perros y gatos. Así, cubrimos algunos gastos, aunque no todos.

—¿Todos los animales que no son perros y gatos se pueden dar en adopción?

—Hay animales incluidos en el catálogo de exóticas invasoras que no se pueden dar en adopción por lo que marca la ley. ¿Y cual es la única solución, sacrificarlos?

—¿Por qué son invasoras?

—Porque por algún motivo científico, estos animales generan un problema ambiental, bien sea porque se reproducen en el medio y atentan contra otras especies o porque generan interferencias y competencia.

—¿Cuál es el principal problema con estas especies?

—Cuando una especie entra en el catálogo de invasoras, la gente toma decisiones que pueden derivar en un abandono, por lo que están cometiendo una ilegalidad. Lo que habría que hacer es frenar la comercialización de determinados animales. Pero es difícil atajar el problema porque hay demanda.

—¿Adónde van a parar estos animales?

—Es complicado, muchos acaban en protectoras municipales, que normalmente no saben qué hacer con ellos. Otros van a parar a centros de fauna silvestre. En realidad, los ayuntamientos tendrían que tener un sitio para este tipo de fauna.

—¿Dónde tienen a los animales en adopción y cuántos son?

— Tenemos 10 cobayas, cuatro conejos, cuatro ratas y dos petauros. Algunos están en mi casa y otros, están ingresados en clínicas. La vicepresidenta de la AGAE está en Vigo y tiene una clínica de exóticos. Muchos van a parar allí. También hay casas de acogida. Por el momento, tenemos pocos voluntarios y son los de siempre.

—¿Qué hay que hacer para adoptar?

—Hay gente que piensa que exigimos demasiado para adoptar en cuanto a bienestar. Por ejemplo, pedimos dimensiones mínimas de alojamiento, atención veterinaria o tipos de pienso que no nos parecen adecuados como veterinarios.

—¿Cómo se financian?

—Intentamos hacer campañas en las redes para casos concretos, cuando un caso concreto supone demasiado gasto para la asociación. Las adopciones las publicamos también en redes sociales.

—¿Qué requisitos debe cumplir un adoptante?

—Fomentamos adopciones con cabeza y que no sean decisiones impulsivas porque en exóticos todo funciona por caprichos y hay mucho coleccionismo. En definitiva, queremos gente que se preocupe por los animales y que quiera que vivan de la mejor forma posible.

Cuando el terapeuta es un animal exótico

López Penide

Fátima Otero y Roberto Díaz son el alma máter de la única asociación en Pontevedra que lleva a cabo terapias asistidas con animales, así como es pionera en Galicia en formación a nivel medioambiental

El hallazgo en el 2011 de un conejo abandonado y enfermo en Pontevedra fue el germen que llevó a Roberto Díaz, técnico medioambiental, y a Fátima Otero, especialista en terapias asistidas, a constituir la Asociación Educativa Animales del Mundo (Aecam). Desde entonces, la imagen del conejo, Petra, se ha convertido en el emblema de este colectivo. «Aquel conejo dio pie a que no solo intentásemos ayudar a todo animal que encontrásemos, sino a concienciar a la gente para que no abandonen a sus mascotas», remarca Roberto Díaz.

De este modo, en la finca que poseen en Tenorio (Cotobade) albergan a toda una colección de aves, desde rapaces hasta loros, guacamayos y pavos, mamíferos, reptiles e, incluso, insectos. Hasta veinticinco especies se pueden contemplar en este hábitat, la última en llegar una pequeña lechuza que está aún en período de adaptación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Quieres adoptar un reptil, cobaya, hámster, conejo o petauro?