La futura Ley de Movilidad pone en riesgo las autovías de Lugo, según el PP

Los populares temen que la nueva norma margine a territorios como la provincia lucense mientras que el PSOE recuerda que en siete años de Gobierno de Rajoy «non fixeron nada»

Obras en la autovía Santiago-Lugo
Obras en la autovía Santiago-Lugo

lugo / la voz

El Ministerio de Transportes está diseñando una nueva política de infraestructuras que, aparentemente, culminará con la futura Ley de Movilidad, y en la que se decidirán las inversiones en base a parámetros de coste-beneficio. La vista de este proceso, los senadores de Lugo del PP José Manuel Barreiro, Rosa Arza y Manuel Varela consideran prioritario y necesario que el Gobierno concrete si en esta nueva tendrán en cuenta el problema demográfico a la hora de planificar esta ley.

Y es que desde las filas del PP se temen que una aplicación estricta de la futura ley condicione la finalización de las autovías que ejecuta o proyecta en la provincia: A-54, que une Lugo con Santiago; la A-56, que conectará Lugo con Ourense; y la A-74, que mejorará las comunicaciones de A Mariña.

En el documento base, que recientemente presentó el ministerio, los senadores del PP recuerdan que literalmente se afirma que las nuevas infraestructuras de transporte tienen unos rendimientos decrecientes, no solo en términos estrictamente económicos, sino también de equidad social y de equilibrio territorial, de tal forma que, apuntan, «esta política consegue o efecto contrario e marxina miles de persoas que viven en núcleos rurais ou en zonas despoboadas».

Esta cuestión hace saltar todas las alarmas para los representantes del PP en la provincia en el Senado,  «porque seguimos esperando polo remate das obras da A-54, que leva 10 anos de retraso, da A-56, que conta con varios proxectos caducados e, a da Mariña, que non avanza e deixa a miles de persoas sen a posibilidade de mellorar o seu modo de comunicación». La lentitud en la construcción de estas infraestructuras, defienden, «non só prexudica aos veciños da provincia, senón tamén a todos aqueles cidadáns que buscan desprazarse en períodos estivais, o que constitúe un dobre agravio cara os lucenses».

Los senadores del PP de Lugo, Rosa Arza, José Manuel Barreiro y Manuel Varela
Los senadores del PP de Lugo, Rosa Arza, José Manuel Barreiro y Manuel Varela

Reto demográfico

Los senadores del PP de Lugo consideran «que é imposible afrontar o reto demográfico, animar aos cidadáns a repoboar a España baleira ou impulsar o emprego e a vivenda na zona rural se non se facilita á cidadanía o transporte terrestre». Por este motivo, apuntan que «Galicia non conta cunha rede viaria como si dispoñen outras comunidades e a paralización da construción de autovías de ámbito estatal está provocando que a vertebración da Galicia interior, e da provincia de Lugo en particular, sexa lenta e, por conseguinte, escasa».

Por todos estos motivos, desde el PP esperan que sigan dando pasos en la ejecución de las citadas autovías de Lugo «e non se sigan retrasando ou paralizando máis co deseño da futura norma».

César Mogo, senador del PSOE por Lugo
César Mogo, senador del PSOE por Lugo

«En sete anos de Goberno do PP non fixeron nada», dice el senador César Mogo

Por su parte, el senador del PSOE por Lugo, César Mogo, ironizó sobre la preocupación «agora» de los senadores del PP. «Estiveron sete anos calados, sen abrir a boca nin facer unha sola pregunta no Parlamento sobre as obras na nosa provincia». Mogo explica que «nos 78 meses en que gobernou Rajoy non se fixo unha soa obra en materia de autovías ou de ferrocarril na provincia de Lugo. En dous anos de goberno socialista, xa está en marcha a modernizacion da liña ferroviaria Ourense- Lugo, reanudáronse as antes paralizadas obras da A-54 que comunicara Lugo con Santiago e inaugurouse un tramo da A-56 que o fará entre Lugo e Ourense».

Mogo señala que los senadores del PP están en su derecho de criticar, «pero tamén deberían aportar un pouco de coherencia porque nos 78 meses de goberno PP nin preguntaron, nin se ocuparon, nin se interesaron. Eso demostra que, máis que as infraestruturas, o que lle interesa é dar unha imaxe de inactividade que non se corresponde coa realidade».

Con respecto a A Mariña, el senador del PSOE señaló que «foi o Goberno do PP quen relegou a comarca dunha infraestrutura de autovía, e nin actuaron sobre o problema do Fiouco, clave para a comunicación coa costa de Lugo. Agora é o Goberno socialista quen está actuando para darlle solución».

Y sobre la queja del PP sobre la futura Ley de Movilidad, César Mogo afirmó que «non fai falta que os senadores populares inventen efectos de leis que nin se aprobaron. Para mellorar as comunicacións de Lugo hai que poñerse a traballar nelas. O que non fixo o PP e o que está a facer o Goberno de Sánchez. Ás probas me remito».

El siguiente tramo en obras de la autovía A-56 será el de Ourense

Carlos Cortés

El Ministerio de Transportes evita comprometer plazos para su continuidad

La autovía que debe unir Ourense con Lugo tiene por fin un tramo construido y en servicio. Este miércoles circulaban los primeros vehículos por la A-56 entre el municipio lucense de Carballedo y el ourensano de Vilamarín. Son 8.9 kilómetros que costaron cerca de 55 millones de euros y cerca de doce años de obras, porque los trabajos estuvieron paralizados por completo entre el 2010 y el 2015, a causa de los recortes de gasto en infraestructuras que el Gobierno central aplicó debido a la crisis económica. En el Ministerio de Transportes no aventuran plazos para seguir con las obras, pero sí aseguran que ahora se van a concentrar en los tramos más cercanos a la ciudad de Ourense.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La futura Ley de Movilidad pone en riesgo las autovías de Lugo, según el PP