El cabecilla de la Carioca libra con 1.000 euros de multa y un año de cárcel por inducir a una prostituta a abortar

Al ginecólogo le impusieron 3.000 euros de condena al demostrar que no sabía que la mujer estaba siendo coaccionada por García Adán

El cabecilla de la Carioca, García Adán, entrando en la Audiencia Provincial de Lugo este jueves
El cabecilla de la Carioca, García Adán, entrando en la Audiencia Provincial de Lugo este jueves

Lugo / La Voz

El juicio contra el cabecilla de la Operación Carioca, José Manuel García Adán y contra el ginecólogo Carlos Jesús Abuín Mosteiriz por obligar a abortar a una mujer prostituida en el Queen's en el año 2009 se cierra con un acuerdo de conformidad. García Adán ha sido condenado por un delito de aborto a un año de prisión y pagará una indemnización de 1.000 euros a la familia de la víctima  -y en concreto, a la madre residente en Suiza, puesto que la víctima falleció en noviembre del año pasado-. El médico, que realizó la intervención a la mujer sin anestesia y de forma clandestina puesto que carecía de cualquier licencia o permiso, ha sido condenado a 3.000 euros de multa por un delito de aborto. La Audiencia exculpó al empresario lucense implicado que había dejado embarazada a la mujer el cinco de diciembre del año 2018.

Los dos acusados reconocieron los hechos y Fiscalía, defensa y acusación particular llegaron al acuerdo modificando algunas de las conclusiones del escrito de acusación. Eliminaron el párrafo en el que se dice que la mujer prostituida no habría consentido libremente el aborto y que habría sido coaccionada por Adán, que la acompañó personalmente a la clínica del otro acusado. Las dilaciones y la indemnizacion son atenuantes que permiten, según los juristas, determinar que "el daño ha sido reparado". También se hizo referencia en este acuerdo a las paralizaciones relevantes que se han producido en este procedimiento y que no son imputables a los acusados. Por ello, el ginecólogo afronta una multa de 3.000 euros, además de seis euros diarios y durante tres meses y  una inhabilitación temporal que no le afecta, puesto que está jubilado. García Adán permanecerá un año más en prisión -ya cumple condena por violar y maltratar a su exmujer- por estos hechos y hará frente a una multa de 1.000 euros.

Iliana de la Cal, letrada de Carlos Jesús Abuín, reiteró que su cliente ha sido condenado por un delito de aborto, pero que la interrumpción del embarazo fue consentida por la víctima, "y fue practicado con tan solo un mes de embarazo", añadió. Además puntualizó que el ginecólogo lleva "padeciendo" este procedimiento diez años, que ha estado en la carcel 30 días y que se ha demostrado que Mosteiriz no tenia conocimiento de que García Adán presionase a la mujer prostituida para abortar. "Al final, gracias a Dios y a la justicia, han salido las cosas bien y objetivamente se ha determinado que mi cliente simplemente no tenia licencia por parte de la Xunta de galicia", añadio de la Cal, que no descarta llevar a cabo acciones contra la jueza Pilar de Lara por las dilaciones en el procedimiento.

El abogado de la familia de la víctima aseguró a las puertas de la Audiencia que están satisfechos con el acuerdo. "El aborto no fue consentido, y por eso han sido condenados los acusados, de la lectura de los hechos queda claro que mi representada quería tener al niño", puntualizó. La abogada de García Adán no quiso hacer declaraciones.

La acusación particular pedía para los acusados seis años y seis meses de prisión, a lo que habría que añadir tres años para García Adán y un incremento de la indemnización en 12.000 euros.

Pilar de Lara, la jueza que acumuló nueve macrocausas a la vez y solo resolvió una

t. taboada
La jueza Pilar de Lara, durante un registro en el 2015
La jueza Pilar de Lara, durante un registro en el 2015

La magistrada deberá dejar su puesto tras un final caótico y desbordado en el que llegó a investigar a más de 200 personas a la vez

Nacida en el año 1971 en Cartagena (Murcia), Pilar De Lara Cifuentes llegó al Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo en el 2007, procedente de Mieres. Al poco tiempo de llegar a la ciudad de las murallas empezó a abrir macrocausas de todo tipo, relacionadas con instituciones como la Guardia Civil y la Policía Nacional, políticos y empresarios. Al principio tuvo el respaldo de sectores sociales de una tranquila ciudad como Lugo, pero con el paso de los años fue ganando enemistades. Muchos la acusaron de que sus investigaciones iban dirigidas contra el PSOE, pero con la operación Pokémon entró también en las filas del PP. De Lara, cuyos afines destacaban de ella ser una mujer que no se arrugaba y que tenía mano firme, además de gran capacidad de trabajo, comenzó a dilatar las numerosas causas que fue abriendo con el paso de los años: la operación Carioca (2009), la Pokémon (2012), la Pulpo (2013), la Cóndor (2015) o la Garañón (2015), entre otras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El cabecilla de la Carioca libra con 1.000 euros de multa y un año de cárcel por inducir a una prostituta a abortar