Indra y Babcock ya tienen en Rozas los dos primeros hangares, del total de 15 previstos

La Voz LUGO / LA VOZ

LUGO

visita de Francisco Conde a Rozas, con os dos primeros hangares ya empezados a construir, los de Babcook e Indra
visita de Francisco Conde a Rozas, con os dos primeros hangares ya empezados a construir, los de Babcook e Indra

Ambos están siendo levantados por la constructora lucense A2, y ayer los visitó el conselleiro de Industria

17 sep 2020 . Actualizado a las 10:26 h.

El polo aeroespacial de Rozas va tomando forma. Dos grandes multinacionales como son Indra y Babcock ya tienen sus dos hangares, que están siendo levantados por la empresa lucense A2, y son los primeros de un total de 15 hangares que tendrán otras tantas empresas y multinacionales del sector aeroespacial. Directivos de ambas corporaciones acudieron ayer a Rozas para visitar sus hangares, en compañía del conselleiro de Industria y vicepresidente, Francisco Conde. Aunque están en diferentes fases de construcción, en ambos casos ya existen los dos grandes edificios que acogerán laboratorios y demás instalaciones en las que Indra y Babcock crearán, desarrollarán y probarán sus respectivos aviones no tripulados. En algunos casos no serán vehículos íntegros, sino piezas y complementos para otras empresas, porque en eso consiste el polo aeroespacial: en que se asienten 15 empresas que fabrican diverso tipo de material aeronáutico. Unas realizarán componentes, otras los ensamblarán y otras fabricarán los vehículos finales y realizarán los ensayos de dichos prototipos no tripulados en las pistas de vuelo de Rozas. Al lado de todos ellos ya tiene sus instalaciones el Inta (Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial), que es el organismo oficial que supervisará los vuelos de esos aparatos no tripulados y les dará la certificación oficial que permitirá a las empresas venderlos en Europa y luego en el resto del mundo.

De esas quince empresas que se están preparando para desembarcar en Rozas, las más rápidas en contar con hangares han sido Babcock e Indra, que están siendo montados mediante grandes piezas prefabricadas de hormigón por la firma lucense A2.