Dolores Dopico: «Vamos a exponer los huesos de los animales del ritual del mitreo de Lugo»

La directora de la Domus do Mitreo anuncia que habrá una reforma del museo, que incluye una nueva pieza de epigrafía del yacimiento

Dolores Dopico, directora de la Domus do Mitreo y profesora de la Facultade de Humanidades de Lugo
Dolores Dopico, directora de la Domus do Mitreo y profesora de la Facultade de Humanidades de Lugo

lugo / la voz

Hace dos años la USC tomó las riendas del yacimiento del Vicerreitorado y creó la Domus do Mitreo para ofrecer un museo vinculado a la investigación y a la divulgación, además de ampliar los servicios y los horarios para el público. En poco menos de un año se convirtió en la sala arqueológica más visitada de la ciudad y ahora, a pesar del covid-19, se prepara para una nueva remodelación que tendrá en cuenta los resultados de las últimas investigaciones, que se presentarán hoy en una tesis en Humanidades que realizó Celso Rodríguez Cao y que tuvo como directoras a las profesoras del centro, Mercedes Torres y Dolores Dopico. Esta última es la directora del citado museo.

—Han pasado 20 años desde el inicio de la excavación hasta la tesis que se defiende hoy.

—Parecen muchos pero no lo son. Se trata del primer estudio monográfico sobre la Domus do Mitreo y su relación con Lucus Augusti, porque a diferencia de otras tesis, no trata de forma exclusiva un aspecto arqueológico, sino que pone en contexto el yacimiento desde diversos puntos de vista, como el paisaje, el urbanismo, la sociedad y la Administración de Lucus Augusti.

—Es un yacimiento que permite un discurso sobre la urbe romana.

—Es que abarca todo el período romano de la ciudad, con restos desde los orígenes, en el siglo I, y hasta el final, en el siglo IV. A través de una casa que tenemos de 600 metros cuadrados nos permite conocer la historia y la vida de Lucus Augusti.

—Habla de 600 metros cuadrados, pero creo que a la USC le gustaría ampliar la excavación, algo que no se pudo hacer en el 2000.

—Sí que es un yacimiento que no está cerrado, porque nos faltan partes de la casa. Sería interesante excavar hacia la rampa de la Muralla, en la Porta de Santiago, y sobre todo hacia la cabecera del mitreo. A lo mejor no encontramos nada, pero hay indicios de que sí pueden aparecen más datos y más epigrafías de la época. De momento podemos disfrutar de un yacimiento excepcional.

—Los tiempos de la ciencia no son los mismos que otros ámbitos de la sociedad.

—Es que podemos enviar hoy un mensaje que llegue a China en un seguro, pero a la vez, como dice Celso, hay que ser «cirujano» con un yacimiento como el mitreo. Han pasado 20 años hasta la tesis de hoy pero no son tantos. La excavación duró casi cuatro años, que nos permitió tener una foto fija, pero luego hubo que clasificar y valorar todo el material y suelo separar por secciones para que distintos especialistas analizasen los restos, y al final unir todo el rompecabezas. Fue un estudio muy complejo y cinco años para elaborar la tesis.

—Y este trabajo de investigación cómo se trasladará más allá de la tesis que se defienda hoy.

—Primero quiero decir que Celso tiene una formación magnífica y desde el primer momento vio que había posibilidades para el estudio. Los hallazgos e interpretaciones más recientes formarán parte de la remodelación que haremos en el museo, donde primará más la parte romana. Por ejemplo, expondremos una segunda epigrafía que se encontró en la excavación, además de la conocida del mitreo. No quiero avanzar de qué se trata porque prefiero que Celso lo explique en la tesis. Queremos exponer más piezas que por culpa de la humedad del yacimiento no pueden ser vistas in situ, y las llevaremos a las salas del Vicerreitorado, por ejemplo objetos de metal. También habrá materiales cerámicos, vidrio, monedas... Concentraremos más la parte medieval y contemporánea de la casa, con sus niveles cronológicos, y ganaremos espacio para lo romano.

—¿Y se verán los famosos huesos de dromedario que aparecieron en la excavación?

—Pues quizás no, porque hay otros elementos de fauna más interesante, como la cabeza completa de un caballo, lo que nos permitió saber que había un establo, y sobre todo los huesos de los animales que se usaban en el ritual de Mitra, como pollo y cerdo. Fue impresionante comprobar cómo podían ser aquellos banquetes del ritual donde se juntaban para comer. Esta parte tendrá protagonismo en la nueva exposición, con el objetivo de que si alguien que venga del extranjero, fuera del ámbito grecolatino, pueda entender cómo era el culto a Mitra.

—¿Para cuándo estará lista la nueva musealización?

—Tenemos parte del material en restauración, gracias al magnífico trabajo que realizan en el Museo de Viladonga, que son los custodios del material que se halló. Digamos que lo tenemos todo preparado para arrancar pero claro, dependemos de cómo evolucione el covid-19.

—¿Cómo les ha afectado el coronavirus?

—Pues teníamos talleres, algunos con marionetas, preparados para los alumnos, así como material didáctico, y una campaña de visitas escolares, pero... Mientras tuvimos el museo cerrado no paramos y desarrollamos actividades en la web, entre ellas la famosa de arqueochef. Conseguimos reabrir con éxito, porque solo en agosto hemos conseguido el 75 % de las visitas del 2019, y ojo, sin tener turistas extranjeros, que son potenciales visitantes del museo. Ahora tenemos guías para profesores y alumnos, gracias al Máster de Didáctica de la USC, pero a la vez con la incertidumbre del Xacobeo. No podemos planificar a largo plazo.

—Para terminar, supongo que la defensa de la tesis de hoy es un paso importante.

—Primero haber conseguido que fuese presencial y después porque los miembros del tribunal son tres catedráticos de primer nivel en cada rama de la historia y la arqueología (Juan Santos, Jaime Alvar y Ángeles Magallón) y ajenos a la USC. No es habitual. Yo creo que esta tesis es un ejemplo de que Lugo tiene que sentirse orgulloso de la ciudad que tiene.

La USC quiere ampliar la excavación del mitreo de Lugo por debajo del Vicerreitorado

La USC quiere en el futuro ampliar la excavación hacia el cabecero del mitreo de Lugo
La USC quiere en el futuro ampliar la excavación hacia el cabecero del mitreo de Lugo

Permitiría conocer más datos sobre el templo y la mansión romana

No pudo ser en el año 2000 pero eso no significa que se deje de lado. La USC le presentará a la Xunta un proyecto para poder ampliar la excavación actual de la Domus do Mitreo. En concreto, la propuesta será excavar la zona que está debajo del actual edificio del Vicerreitorado, con la idea de continuar la cabecera del actual mitreo, que se halló en la excavación de hace dos décadas.

En su momento, el Rectorado que dirigía Darío Villanueva apostó por terminar las obras de rehabilitación del actual edificio del Vicerreitorado (se inauguró en el 2002) mientras que a la vez se quiso dejar, con más calma, el solar adjunto, donde se construyó un salón de actos, la Casa do Saber, y en el que aparecieron restos de diferentes etapas de la historia de la ciudad y, sobre todo, estructuras romanas, desde el el siglo I y hasta el siglo IV.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dolores Dopico: «Vamos a exponer los huesos de los animales del ritual del mitreo de Lugo»