Años de denuncias en Albeiros por malos olores en un piso con siete perros

Residentes de Paulo Fabio Máximo piden una solución urgente

Los residentes del inmueble llevan años denunciando mal olor en el piso
Los residentes del inmueble llevan años denunciando mal olor en el piso

Lugo / La Voz

Vecinos del número 48 de la calle Paulo Fabio Máximo denuncian que llevan cinco años sufriendo olores «insoportables» en el rellano del edificio, provenientes de un piso en el que vive una pareja y siete perros. Algunos de los residentes aseguran que «es imposible» que los animales estén en buen estado y aseguran que la comunidad ya ha emprendido acciones legales contra los inquilinos que viven en el inmueble. Los ladridos de los animales se escuchan en varias alturas de edificio y el olor se percibe al salir del ascensor. «Es nauseabundo. Tenemos que dejar las ventanas del rellano abiertas siempre porque si no, no puedes ni entrar en tu casa de la impresión que da», explican.

Varios de los vecinos alertaron de los hechos a la Policía Local en numerosas ocasiones, que también se trasladaron al inmueble varias veces, aunque, según apuntan algunas fuentes, los inquilinos no les dejan pasar al piso para comprobar el estado de los animales sin la autorización judicial correspondiente, que parece que aún no se ha tramitado.

Los residentes de este edificio explican que en el inmueble vive una pareja joven que ronda los 30 años y que la inquilina es una mujer que lleva 20 años viviendo en este piso, aunque los problemas empezaron hace cinco, que fue cuando, dicen los vecinos, llegó el hombre al edificio. Empezó entonces «un calvario» que parece no tener salida. Los canes son de tamaño grande, similar al de un pastor alemán. «Salen a pasear cuando nadie los ve, pocas veces al día», cuentan.

Última visita de la policía

La Policía Local acudió a este piso el pasado cinco de septiembre, tras la llamada de un vecino que alertaba, de nuevo, del mal olor en uno de los pisos del inmueble. Los agentes comprobaron la veracidad de la llamada, por lo que se dirigieron a la vivienda de la que procedía el fuerte olor, el cual, según los vecinos y tal y como corroboran los agentes, «faise insoportable nalgún momento». Uno de los inquilinos de la vivienda recibió a la patrulla y, tras divagar en sus respuestas a las preguntas de los policías, reconoció que en casa tenía unos siete perros. Asegura que lleva un tiempo intentando donarlos o conseguir a alguien que los cuide, pero que aún no le fue posible. Los agentes le dijeron que la administración se puede hacer cargo de los animales, pero el sujeto se negó rotundamente. Ante el requerimiento de los policías para que prestase su consentimiento para inspeccionar el estado de salubridad del domicilio y de los animales, el hombre se niega de nuevo. Tampoco accedió a mostrar la documentación de los animales, por lo que los agentes pusieron en marcha las gestiones administrativas correspondientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Años de denuncias en Albeiros por malos olores en un piso con siete perros