Lugo ya es dueño de 2,3 kilómetros de la N-VI

La histórica carretera nacional pasa a ser urbana en un tramo y se convierte en una tercera ronda


lugo / la voz

Ya es oficial. Desde este miércoles, el Concello de Lugo es el propietario de un tramo de 2,3 kilómetros de la Nacional VI a su paso por la ciudad. El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y la alcaldesa, Lara Méndez, rubricaron un acuerdo de cesión gestionado a la velocidad de la luz, ya que el consistorio aprobó solicitar el traspaso el 27 de mayo, y en junio ya se dio el visto bueno a la operación.

El tramo de 2,3 kilómetros que se convierte en red viaria urbana, y que en la práctica resulta una tercera ronda, comienza en el enlace del puente sobre el Miño en As Saamasas (a la altura de la Avenida das Américas) y llega hasta la rotonda de accesos al puente blanco. La longitud real del tramo es de 2.152 metros, pero la superficie total que pasa a manos municipales es mayor, puesto que también se hará cargo de varios ramales y de los metros expropiados en su día para la construcción de la vía.

Concretamente, los ramales del enlace de la N-6 con la N-540 y la avenida das Américas pasan a ser del Concello. Igual que el ramal de incorporación a la N-6 sentido A Coruña desde la avenida de Breogán. También el de salida de la avenida das Américas desde la N-VI y el de conexión de la N-540 con la N-VI sentido Santiago-Madrid.

Además de ese excalextric, también se convierten en municipales los ramales que conducen a la glorieta elevada del puente blanco: el de acceso desde la N-VI , sentido Madrid, y el de incorporación de la N-VI sentido A Coruña. También el paso a la Ponte Romana será municipal. Hay que recordar, además, que varios de los accesos de ese tramo de la nacional ya eran propiedad del Concello, por lo que ahí no habría modificaciones.

 El tramo que el Ayuntamiento acaba de sumar a su red viaria tiene un volumen medio de circulación de 23.305 vehículos al día, y de ellos el 80 % tienen origen y destino en la propia ciudad, es decir, que se usan como si fuera una calle más. Ese fue uno de los argumentos que el Concello esgrimió para pedir al Ministerio la cesión, una operación que tuvo todas las facilidades por parte del Gobierno.

«Hoxe é un día importante para Lugo», señalaba Lara Méndez en la firma de la cesión. Desde el gobierno municipal consideran que asumir la gestión de ese tramo solo tendrá ventajas. Y es que a partir de ahora el Concello podrá avanzar en la conexión de la trama urbana de la ciudad con la zona fluvial sin tener que tramitar sus proyectos a nivel estatal.

Recordó la regidora que ahora ese tramo de vía, que suponía una barrera para los proyectos enmarcados en la estrategia DUSI, pasará a regirse por las normativas municipales y el PXOM, lo que simplificará trámites y tiempos. «Aumentamos o patrimonio e permitiranos seguir deseñando a estratexia de integración do Miño coa cidade, estender a estratexia Muramiñae ao outro lado da nacional», abundó la regidora.

Para este tramo la alcaldesa dijo que ya hay proyectos en marcha, como puede ser la pasarela y el paso subterráneo, pero recordó que también permitiría poner en marcha otras actuaciones como pueden ser las unidades de actuación de A Cheda o As Saamasas.

La conservación de la vía

El Concello pasa a ser el titular de los terrenos de la vía a todos los efectos. Esto incluye el apartado de gastos. El Ayuntamiento estima que los costes anuales de conservación ordinarios rondarán los 46.000 euros, incluyendo aquí las rozas o las consolidaciones en época de lluvias.

Sin embargo, habrá trabajos más allá de las revisiones ordinarias. La última actuación que se realizó en la vía está fechada en el 2009, es decir, hace once años, por lo que el Concello contempla realizar algunas obras de reposición y reinversión en su tramo de carretera en el año 2024 valoradas en unos 30.000 euros, apuntan.

La llave para desarrollar la estrategia DUSI: urbe y río irán de la mano

¿Qué interés tiene el Concello de Lugo en asumir la titularidad del tramo de la Nacional VI? Pues parte de la respuesta lleva una etiqueta de fondos europeos. El DUSI (Proyectos de desarrollo urbano sostenible integrado), puesto en marcha por el municipio gracias a los fondos de la Unión Europea, pretende acercar el río a la ciudad, y hasta la fecha la carretera nacional era un escollo a la hora de ejecutar las iniciativas, ya que al ser de titularidad estatal la burocracia y los procesos marchaban a otro ritmo. Al pasar a considerarse la vía como municipal, todo se simplifica. Hay que tener en cuenta además que el plazo para ejecutar las obras del DUSI finalizan en el 2022.

La estrategia DUSI que lleva de la mano el proyecto Muramiñae, incluye cinco intervenciones ambiciosas. La nueva pasarela, que conectará los accesos al estadio de fútbol Ángel Carro y la zona del río Miño, ya ha comenzado a ejecutarse y prevé aportar mayor seguridad a la hora de alcanzar el otro lado de la vía. Hay que recordar que los días de partido resultaba habitual ver cruzar a los peatones por la carretera, con los riesgos que ello conlleva.

El paso subterráneo, que está pendiente de un permiso que debe conceder la Confederación Hidrográfica, también busca incrementar la seguridad en la zona y que sea más accesible desde la trama urbana hasta la fluvial.

Pero la estrategia DUSI va más allá y uno de los proyectos que se pretenden llevar a cabo es la reforma de la Volta da Viña, el tramo final de la avenida de Santiago. La calle ya era de titularidad municipal y ahora el municipio incorpora los accesos. La intención es realizar una regeneración integral de esta zona para conseguir una disminución del tráfico rodado en las proximidades de la Ponte Vella.

El Barrio do Carme también forma parte de la estrategia. Para esta zona se acordó buscar una puesta en valor de su patrimonio histórico y cultural, con intervenciones que contemplaban la musealización in situ. Hay que tener en cuenta además que el Camiño de Santiago cruza por el barrio y que el próximo año será el Xacobeo. En esta zona ya se hicieron intervenciones con cargo al DUSI, como pudo ser la descontaminación de un área en la que había vertidos. Esta era, precisamente, otra de las líneas de actuación previstas en el proyecto.

La rotonda que se construirá en Alfonso X: el Ministerio ya tiene el proyecto

Desde hace años hay proyectada una rotonda en la avenida de Alfonso X con la que se pretende dar mayor fluidez a la circulación en esa parte de la ciudad. Ese punto no entra dentro de los 2,3 kilómetros que pasan a ser de titularidad local, por lo que es al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el antiguo Fomento, al que le corresponde ejecutarla.

Hace unos días la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, mantenían una reunión por videoconferencia y uno de los temas que trataron fue ese. «Estanse ultimando as titularidades, porque interveñen outras administracións. O proxecto está xa encamiñado, xa o ten definido Fomento, pero non se pode falar aínda de prazos», desgranó la regidora lucense. Aseguró que existe el compromiso de Losada de agilizar los trámites todo lo posible.

La Guardia Civil ya no se ocupará de vigilar el tramo urbano de la N-VI

Lorena G.C.

La seguridad vial pasará a manos de la Policía Local con la cesión de la vía

La cesión al Concello de Lugo de la titularidad del tramo de 2,3 kilómetros de la N-VI supondrá también un traspaso en la responsabilidad de la seguridad vial. Desde este miércoles es la Policía Local la que tiene las competencias y las responsabilidades.

Hay que recordar, por ejemplo, que esa zona es un tramo en el que históricamente se han producido un buen número de accidentes de tráfico. Pero también es un punto en el que de forma habitual se situaban los controles de velocidad, en las inmediaciones del balneario. Ahora serán los agentes locales los que se responsabilizarán de las tareas de seguridad vial, añadiendo carga de trabajo a su día a día.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Lugo ya es dueño de 2,3 kilómetros de la N-VI