El historiador que llevó Afalu a Cuba

Eusebio Leal Spengler puso en marcha en La Habana el primer centro de día para enfermos de alzhéimer

La presidenta de Afalu, con el fallecido Eusebio Leal Spengler
La presidenta de Afalu, con el fallecido Eusebio Leal Spengler

lugo / la voz

La presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Lugo (Afalu), Carmen Pena, recibió el viernes la noticia del fallecimiento del historiador cubano Eusebio Leal Spengler, con el que mantenía una buena relación desde el año 2014. Todo empezó cuando en la sede de Afalu se plantificaron dos hombres que pedían conocer a fondo el funcionamiento del centro de día. Entonces, Carmen Pena y otros trabajadores se encargaron de explicarles a los recién llegados el tipo de atención que ofrecían, cuáles eran los servicios de atención especializados y cómo eran las instalaciones del centro, creyendo que buscaban los mejores servicios para un familiar.

Tras una larga charla, los hombres confesaron que habían atravesado el Atlántico para conocer a fondo el funcionamiento de Afalu porque querían crear el primer centro de día para enfermos de alzhéimer en La Habana. Y detrás de esta iniciativa estaba Eusebio Leal, un historiador y escritor que, en palabras de Carmen Pena, se esforzó para mejorar en todos los ámbitos la calidad de vida de los cubanos.

«Uno de los dos hombres que nos visitó para conocer los pormenores del centro dijo que le encantaba el centro y nos explicó que llevaban varios años viendo centros especializados en tratar y cuidar enfermos de alzhéimer.

Cuando hizo un par de visitas, en Madrid los mandaron venir hasta Lugo y les dijeron que esto sería probablemente lo que estaban buscando», cuenta la presidenta de Afalu. Meses después, Carmen Pena se trasladó a Cuba para conocer de primera mano las intenciones de Eusebio Leal. «Allí empezamos a prepararlo todo después de que nos concediesen una subvención desde Madrid», añade la presidenta de la entidad lucense, que tiene claro que es un orgullo para Afalu haber formado parte de la creación del primer centro de alzhéimer en Cuba.

Los profesionales de Afalu se trasladaron también a La Habana para ofrecer cursos y formación al personal del nuevo centro de día cubano. «Las estancias fueron muy fructíferas y en ellas salieron nuevas líneas de colaboración», cuenta Carmen Pena.

Congresos

A través de un convenio de colaboración entre Afalu y La Habana empezó también una estrecha colaboración entre el historiador y el centro de alzhéimer lucense. Carmen Pena y el director del centro de día, Valentín Calvín, fueron ponentes en varios congresos iberoamericanos.

Frenar el deterioro cognitivo, la lucha de los centros de día en su reapertura

Lucía Rodríguez Peña
Las terapias para estimular la memoria se reactivan en el centro de día de Afalu en Lugo tras la pandemia
Las terapias para estimular la memoria se reactivan en el centro de día de Afalu en Lugo tras la pandemia

La paralización de las terapias supuso para los enfermos de alzhéimer un paso atrás en su batalla contra el olvido

Cargar el tenedor en el plato, acercarlo a la boca y comer sin ayuda de nadie es el resultado de muchas horas de terapia cuando una persona padece alzhéimer en un grado avanzado. La declaración del estado de alarma obligó a cerrar los centros como el que posee en Lugo la asociación de familiares de enfermos de alzhéimer y otras demencias neurodegenerativas (Afalu), que ayuda a estos enfermos a mantener su autonomía. La batalla contra el olvido de acciones domésticas indispensables se libró entonces desde casa. Centros de día y ocupacionales como el de Afalu fueron autorizados por la Xunta para reabrir esta semana con un aforo limitado a la mitad, pero la reactivación ha sido desigual.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El historiador que llevó Afalu a Cuba