X.M. Palacios
Lugo, Vilalba / La Voz

El verano se abre paso y son muchos los que este año apuestan por descubrir los secretos que se esconden en los rincones más próximos. En el caso de Lugo, la oferta de ocio es diversa y al clásico tándem entre playa y montaña, se suman parajes naturales singulares, actividades para toda la familia y restaurantes en los que degustar un producto local de primera categoría. Puede que el covid-19 haya trastocado muchos planes de viaje, pero puede haberse convertido también en una oportunidad única para descubrir nuestros tesoros locales.

Desde O Vicedo hasta Ribadeo se extienden más de 100 kilómetros de costa, con enclaves tan emblemáticos como a Praia das Catedrais o Fuciño do Porco. Ambos lugares requieren de una reserva previa para poder acceder. El sistema ya funcionaba en As Catedrais con anterioridad, donde la Xunta habilitó el servicio para proteger el entorno delicado del litoral. En el caso del paseo entre acantilados de O Vicedo, la pandemia ha obligado a establecer medidas para garantizar que no hay aglomeraciones en los accesos.

Seguridad

En los más de 50 arenales que forman parte de la comarca de A Mariña, hay donde elegir si lo que se busca es mantener la distancia de seguridad respecto a otros bañistas. El conjunto de playas que se extienden desde San Bartolo hasta Lóngara (Remior, Benquerencia, Fontela), en el Concello de Barreiros, se funde cuando baja la marea y pasa a formar una línea de litoral sin interrupciones de casi cuatro kilómetros de longitud.

Otras playas que ofrecen metros de arena en los que despreocuparse de las aglomeraciones son Area, en Viveiro; Llas, en Foz; Xilloi, en O Vicedo; y Esteiro, en Ribadeo.

En contraste con las grandes extensiones de arena se encuentran dos pequeños rincones en el litoral lucense. Uno de ellos es la playa de Caolín, en O Vicedo, cuyo acceso entre frutales es una delicia. El otro lugar en clave más intimista es una cala muy próxima al Faro de Illa Pancha, la playa de Rochas Brancas, que casi desaparece cuando sube la marea.

Pulpo y paseos entre carballos y fervenzas 

Como contrapunto a la costa, la provincia de Lugo cuenta con una oferta interior muy suculenta, pues destaca una gastronomía vinculada al producto local. Es el caso de A Fonsagrada, ubicada a 60 kilómetros del mar y donde el pulpo es el protagonista de la mesa. Lo saben bien los asturianos, que se desplazan los fines de semana a disfrutar del cefalópodo en esta localidad limítrofe. Es habitual que restaurantes como O Candal y Cantábrico cuelguen el cartel de completo, así que, con las limitaciones de aforo que aún persisten es recomendable solicitar un asiento con cita previa.

Una vez en A Fonsagrada es recomendable acercarse a disfrutar de la segunda fervenza más grande de Galicia, de unos 50 metros de altura: la cascada de Vilagocende. Un paseo entre carballos, bidueiros y ameneiros y el intenso olor del bosque envuelve al caminante hasta que lo sorprende el agua en caída libre.

Puede que las caminatas por la montaña sean exigentes, así que para aquellos que busquen un paseo más asequible en el que haya servicios próximos en los que tomar algo, así como un espacio singular, eso es lo que ofrece Mondoñedo. La Ponte do Pasatempo es la guinda de una caminata por el barrio de Os Muíños, que puede realizarse en familia y de manera pausada desde la propia Catedral.

Si lo que se busca es un entorno alejado en el que poder disfrutar de una comida en el campo, Penas de Rodas, en el Concello de Outeiro de Rei ofrece un área acondicionada para ello. Además, desde ese emblemático lugar, existen varias opciones para recorrer el monte que lo rodea, con indicaciones y un mirador que se alcanza tras una subida asequible.

La puesta de sol en Seoane do Courel

Las caminatas por la montaña pueden ser una opción perfecta en momentos como este, en el que se busca aislamiento y espacios libres de aglomeraciones. Esa es una de las características que convierte a Seoane do Courel en un entorno idóneo si el objetivo que se persigue es alejarse al máximo de cualquier lugar masificado. Si además del senderismo, se busca un lugar especial en el que tomar un respiro, el pub Ovni es el ideal.

El local cuenta con un enorme ventanal situado al fondo que permite disfrutar de una manera más pausada de unas vistas espectaculares, que pueden descubrirse desde una perspectiva más cómoda. En concreto, en este pub, la clientela puede asistir a puesta de sol sobre las montañas de O Courel.

En el caso de que el caminante busque alguna otra ventana a la montaña, el Caserío de Meiroi, ubicado en el Concello de Navia de Suarna, ofrece otra muy singular. Después de haber sufrido un incendio, que echó abajo el negocio, este año reabrieron con un rediseño de la casa, que ha ganado en ventanales. En el salón principal hay uno que se extiende de un lado a otro y ofrece unas vistas excepcionales del entorno. En la carta de este restaurante destaca la carne, de producción propia, y también las ensaladas con productos locales.

Navia y Ribeira Sacra

La propia localidad de Navia de Suarna, con una gran plaza interior es perfecta para que los más pequeños jueguen con seguridad. El río y la Ponte Vella, considerada medieval, complementan una visita en la que no falta de nada.

Aunque si lo que se desea es disfrutar de un entorno fluvial, la reina de la provincia es la Ribeira Sacra, donde los Cañones del Sil aportan unas condiciones óptimas para la uva. La Diputación de Lugo reactivó los paseos en catamarán tras reforzar las medidas de seguridad para evitar contagios. La visita a alguna de las bodegas de la zona es muy recomendable, como también lo es acercarse al mirador de Cabo do Mundo.

Zonas fluviales y áreas recreativas empiezan a llenarse con el calor

Verano desde hace dos semanas según el calendario, algo más cambiante de acuerdo con los criterios meteorológicos. Los ayuntamientos han tenido en cuenta más el primer criterio que el segundo a la hora de preparar playas fluviales y áreas recreativas como espacios de ocio. Sea por prudencia tras las restricciones derivadas del covid-19 y del estado de alarma, sea por simple comodidad para quienes viven cerca, hay lugares en los que la presencia de gente ya se nota desde finales del mes pasado.

Uno de esos lugares es el club fluvial de Begonte, que este año adelantó la apertura de sus instalaciones: funcionan desde el 15 de junio cuando lo habitual era que el inicio tuviese lugar el 1 de julio. Este 2020 tiene un detalle positivo para la entidad, ya que la calidad del agua está reconocida como excelente. En algunos días, sobre todo en fines de semana, la afluencia de usuarios ha sido elevada.

También lo ha sido alguna vez en el área recreativa de Santa Isabel (Outeiro de Rei). «Se está bo tempo, Santa Isabel sempre ten xente. Nun día de calor forte, en Santa Isabel estase de marabilla», sostiene el alcalde, José Pardo. En el área recreativa hay una parte que está acotada como zona de baño, con un máximo de 40 personas y con dos socorristas vigilando.

El área recreativa y la playa fluvial de A Magdalena también están acondicionadas, aunque el principal espacio de ocio de Vilalba tiene un matiz. El Concello ha colocado un cartel con una serie de recomendaciones entre las que destaca que se desaconseja el baño en el río. En el mismo cartel se informa de que la medida se toma con base en una orden del 16 de mayo sobre uso de ese tipo de lugares.

 

En cuanto al área recreativa de Sete Muíños (Guitiriz), está previsto que el Concello controle la afluencia de gente. Según fuentes municipales, la calidad de las aguas es buena. La playa fluvial de Baltar (A Pastoriza) se ha limpiado y se limpiará más veces durante el verano, como explica el alcalde, Primitivo Iglesias, que también destaca el valor del área recreativa de Fonmiñá. «Fonmiñá é un dos nosos puntos de referencia, e por iso temos que telo sempre ben», afirma.

Propuesta para mejorar el entorno del río Trimaz en Xermade

El Concello de Xermade envió a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil una memoria que recoge la realización de mejoras en el entorno del río Trimaz en Cabreiros. En ese lugar hay una zona recreativa, acondicionada en la pasada década, pero el Concello aspira a alguna actuación que permita baños en el río. El alcalde, Roberto García, afirma que sería necesaria la colocación de alguna compuerta para regular el caudal y así favorecer la creación de una zona de baño.

La cercanía con la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64) es, según asegura García, una de las razones por las que ese lugar merece un acondicionamiento. De todos modos, el alcalde xermadino asume que cualquier actuación quedará pendiente hasta el año próximo.

Un verano para disfrutar haciendo kilómetros sin salir de la provincia de A Coruña

Fran Brea

Las playas serán el atractivo principal, y en la costa coruñesa las hay de todos los tipos. Pero, además, no falta oferta de ocio, buenos restaurantes con vistas de lujo y lugares para hospedarse con mucho encanto

Ya es verano y por delante quedan unos meses para intentar disfrutar y desconectar de la rutina diaria. La crisis provocada por el covid-19 y las restricciones y medidas de seguridad que han llegado para quedarse hasta que se ponga solución a la enfermedad, han trastocado los planes vacacionales de muchas personas. Con la incertidumbre a la hora de viajar y el temor al contagio, esta puede ser una buena oportunidad para visitar y descubrir rincones próximos en los que no se había reparado o alguno ya conocido pero que nunca decepciona.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Alternar playa y montaña sin salir de la provincia de Lugo este verano