El balneario de Guitiriz ya está limpio y vigilado, a la espera de las reformas

El nuevo grupo propietario trabaja en el proyecto con el que ejecutará las obras

Vista del hotel desde el exterior de la finca, que permite ver que ya se han realizado tareas de limpieza
Vista del hotel desde el exterior de la finca, que permite ver que ya se han realizado tareas de limpieza

GUITIRIZ / LA VOZ

El hotel balneario de Guitiriz ofrece una imagen exterior muy diferente de la que presentaba hace unos seis meses. En los últimos tiempos, además, ha dejado de ser noticia por los robos en las instalaciones, que llegaron a incluir la sustracción de las toallas. Esta nueva etapa, con mejor imagen y más tranquilidad, es consecuencia de la llegada de un nuevo propietario y de la realización de planes para un futuro más o menos cercano.

El grupo gallego Oca Hotels anunció el pasado 1 de abril que había comprado las instalaciones y que preveía una inversión de cuatro millones de euros. La adquisición se anunció en pleno estado de alarma, decretado por la propagación del covid-19, y los meses siguientes estuvieron también presididos por esas circunstancias. De todos modos, fuentes de la empresa manifestaron ayer que ya se había iniciado la redacción del proyecto de las obras y que había personal de vigilancia en el recinto. La verja de entrada principal a la zona de la parcela por la que se accede al hotel y al campo de golf está cerrada.

Hasta ahora, según esas fuentes, no se ha avanzado con la rapidez que se podría haber conseguido en otras circunstancias, ya que la pandemia y el estado de alarma también han afectado al ritmo normal de trabajo de las empresas. Sí está claro, por lo explicado ayer, que se plantea una rehabilitación muy amplia y que el proyecto tendrá proporciones considerables.

Está previsto que las obras puedan durar de nueve a doce meses, que el edificio funcione con energías renovables y que la plantilla esté compuesta por unas 50 personas, con prioridad para los residentes en el municipio de Guitiriz. Oca Hotels ya gestiona en estos momentos los balnearios de Pambre (Palas de Rei) y Augas Santas (Pantón).

La fuente, única parte del recinto que sigue abierta al público

A la fuente de San Xoán, cuyas aguas mineromedicinales fueron declaradas de utilidad pública a comienzos del siglo pasado, puede accederse pese a que el hotel balneario está cerrado. Está autorizada la entrada por las mañanas, según se informa en un cartel colocado en la entrada principal.

Es la única muestra de una cierta normalidad en unas instalaciones que entraron en fase de liquidación en el otoño del 2018, después de un concurso de acreedores que no se consiguió superar. El hotel tiene más de cien habitaciones y categoría de cuatro estrellas, y en la última etapa contó además, como novedad, con un campo de golf de nueve hoyos.

Un cartel indica que se puede ir a a la fuente mineromedicinal de ocho de la mañana a doce del mediodía
Un cartel indica que se puede ir a a la fuente mineromedicinal de ocho de la mañana a doce del mediodía

Etapas de esplendor y de decadencia

Oca Hotels anunció la compra apenas dos meses y medio después de un cambio de dueño. Un grupo inversor de Madrid, Foro de Formación y Ediciones, había presentado en enero, en el Juzgado de lo Social de Lugo, la mejor oferta. Lo que hubo antes fue una historia de unos cien años con esplendores y decadencias, ya que las instalaciones alternaron funcionamientos y cierres. Tras una larga interrupción, la última reapertura se produjo en el 2003.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El balneario de Guitiriz ya está limpio y vigilado, a la espera de las reformas